Imprimir esta página

Más de 3000 personas participaron de una maratón para dejar el mundo mejor

El 9 de septiembre se llevó adelante la 7°Maratón Solidaria AcordonaRSE, en beneficio de 25 proyectos que desarrollan los voluntarios de la empresa Apex America en la provincia de Córdoba.

Por séptimo año consecutivo, se desarrolló una nueva edición del evento de fundraising solidario que ya es un ícono de Córdoba: la maratón solidaria AcordonaRSE, donde todo lo recaudado con la venta de inscripciones y de stands en el predio fue destinado a los 25 proyectos desarrollados y liderados por los voluntarios de Apex America, empresa cordobesa líder en servicios de BPO con presencia en 7 países. Este evento fue posible gracias al modelo de Responsabilidad Social y Sustentabilidad innovador, diferente, flexible y, por sobre todo, dinámico y motivador de la compañía, que tiene como principal objetivo formar líderes sociales para que desarrollen proyectos de impacto social autosustentables y autofinanciables.

El lema de este año fue ‪#‎Activá‬, un llamado a dejar el mundo mejor de cómo lo encontramos, ya sea participando del evento, ayudando con la difusión o entrenando para participar. La Maratón contó con tres categorías a elección del corredor: 2 kilómetros, 4 kilómetros y, por último, 10 kilómetros. Al igual que en la maratón pasada, se llevó a cabo la medición de la Huella de Carbono para luego remediar su impacto en el medioambiente, acción afianzada desde la edición 2015.

Durante el evento todos los que se acercaron pudieron disfrutar de clases en vivo, show de murga, stands de los diferentes proyectos, y colaborar directamente con la compra de mercadería y kit de la maratón. Entre los detalles que convierten a este evento en uno familiar y único, se destacaron muchos dueños corriendo con sus perros, madres que se animaron a caminar los 2K y 4K junto a sus bebés en sus correspondientes cochecitos, e incluso varios que decidieron colaborar con las causas sin importar el atuendo y recorrieron el trayecto en jeans. Estos son algunos de los momentos que se pudieron compartir en una jornada algo gris desde lo climático, pero que tuvo el calor y la luz de solidaridad.

“Encontrarse” fue el proyecto más convocante de esta edición, cuyo objetivo era colaborar con alimentos, pañales y ropa para cubrir las necesidades básicas de los niños en guarda de “Casa de Vida”, fundación que hospeda y cuida a niños hasta ser adoptados, además de ayudar a “La Planta de Miralles” en San Juan, con alimentos ropa y agua.