¿Qué es el botulismo y cómo se puede evitar esta grave enfermedad asociada a intoxicaciones alimentarias?

El botulismo es una enfermedad infrecuente pero grave. Sin embargo, cada cierto tiempo salta la alarma, como sucedió a finales de la semana pasada, cuando dos hermanas fueron internadas en estado grave "con síntomas compatibles con botulismo" luego de consumir humus mal conservado.

Muchos de los casos relacionados al botulismo coinciden en algo: las personas se enfermaron por consumir alimentos mal procesados o conservados.


¿Cómo se produce?
El botulismo se produce por una toxina que libera la bacteria Clostridium botulinum.
En entornos con falta de oxígeno, como las conservas de alimentos, cuando las esporas de la bacteria comienzan a liberar la toxina, es donde se origina.
“Esto ocurre mayormente en conservas hechas sin las debidas precauciones y en alimentos inapropiadamente procesados, enlatados o embotellados en casa", explica la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica de vittal.

¿Cómo se contrae botulismo?
La Dra. El Haj advierte que este tipo de intoxicación no se puede transmitir de persona a persona, aunque sí a través de heridas o por inhalación, así como por infección intestinal con C. botulinum en los lactantes.
Pero la toxina botulínica se encuentra y se transmite principalmente a través de alimentos mal procesados o con un nivel de acidez muy bajo.
Los casos de botulismo de transmisión alimentaria frecuentemente guardan relación con alimentos listos para el consumo empaquetados con poco oxígeno

¿Cuáles son los síntomas del botulismo?
Los síntomas iniciales incluyen fatiga intensa, debilidad y vértigo, seguidos generalmente por visión borrosa, sequedad de boca y dificultad para tragar y hablar.
También pueden aparecer vómitos, diarrea, constipación e inflamación abdominal.
La enfermedad puede dar lugar a debilidad en el cuello y los brazos, y afectar posteriormente los músculos respiratorios y de la parte inferior del cuerpo.

¿Cuándo se empiezan a notar sus efectos?
El inicio de los síntomas en el botulismo transmitido por los alimentos generalmente comienza dentro de las 12 a 36 horas posteriores a la ingestión de la toxina preformada, pero el período de incubación puede variar desde varias horas a dos semanas.

¿Cómo puede prevenirse el botulismo?
La Dra. El Haj, Directora Médica de vittal, recomienda:
-Principalmente, la correcta manipulación y preparación de los alimentos.
-No se deben consumir alimentos de latas dañadas (latas con hendiduras, orificios, abolladuras o protuberancias).
-Hervir los alimentos enlatados durante al menos 10 minutos antes del consumo hará que los alimentos sean seguros.
La prevención se basa en las buenas prácticas de elaboración, en particular la conservación y la higiene. El botulismo se puede prevenir mediante la desactivación de las esporas bacterianas en los productos esterilizados.

¿Cuál es el tratamiento?
"Debido a que las pruebas confirmatorias no producen resultados oportunos, la decisión de administrar la antitoxina debe basarse en el diagnóstico clínico presuntivo de botulismo y no demorarse mientras se esperan los resultados de los estudios diagnósticos confirmatorios", concluye la Dra. El Haj.

Etiquetado como

Deja un comentario