Norte en Línea - La rabia sigue matando

La rabia sigue matando

En el marco del día Mundial contra la Rabia, desde el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires se busca resaltar la importancia y la necesidad de atender de forma adecuada a nuestros animales de compañía, respetando los cuidados esenciales, vacunándolos contra la rabia desde los 3 meses, una vez al año.

Cada 28 de septiembre se celebra el Día Mundial contra la Rabia, en conmemoración del fallecimiento del Dr. Louis Pasteur, quien desarrolló la primera vacuna contra esta enfermedad.


Desde el año 2007 esta fecha es utilizada para conmemorar la lucha contra la erradicación de esta afección viral que se transmite desde los animales hacia los humanos, principalmente domésticos, lo que expone al hombre a un contagio que acaba siendo mortal.


Si bien en el último año en la República Argentina no se registró ningún caso de rabia entre humanos, cabe destacar que esto no había ocurrido en el anterior periodo: en mayo de 2021 se notificó la muerte de una mujer de 33 años que previamente había sido mordida por un gato, en la ciudad bonaerense de Coronel Suárez.


Este caso significó el primero en el país desde el año 2008. En la provincia de Buenos Aires, por su parte, no se conocían casos de rabia humana desde el año 1981 hasta ese entonces.


Esto no implica dejar de prestar atención a esta enfermedad. Basta recordar que, a nivel mundial, la rabia sigue matando: se estima que causa alrededor de 70.000 muertes cada año, principalmente de niños. En los últimos meses se informaron brotes en Sudáfrica y Malasia, además de numerosos casos sospechosos por contacto con animales infectados en Brasil y en la ciudad de Orán, en la frontera entre Argentina y Bolivia.


Como toda enfermedad zoonótica, la rabia es totalmente prevenible: la vacuna antirrábica debe aplicarse en todos los perros y gatos mayores de 3 meses una vez al año.


Este simple acto de vacunar a los animales de compañía tiene un gran impacto. La Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA) sostiene que, cuando una persona vacuna a su perro o gato, evita una muerte cada diez minutos. En consonancia con este dato, el organismo inició una campaña titulada “0 casos de rabia humana para 2030”, que apunta a la erradicación total de la enfermedad para el final de la corriente década.


Con el objetivo de lograr un desempeño de políticas de Estado que acompañen esta propuesta, se está trabajando en estrategias de prevención conjuntas, y desde el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires acompañan y apoyan esta iniciativa.


La vacunación anual de todos los animales de compañía resulta indispensable para pensar en una futura erradicación de la rabia, y marca a las claras el rol del médico veterinario en la salud pública.

Rabia paresiante
Es importante mencionar que este año sí se presentaron casos de Rabia paresiante, (una enfermedad transmisible a las personas causada por un virus que afecta al sistema nervioso de los mamíferos), en Chaco y Formosa.


El transmisor es un vampiro (Desmodus rotundus) que suele encontrarse en huecos de árboles, cuevas y canales de riego y ataca a grandes animales. Este realiza las mordeduras en lugares en que al animal le resulta difícil espantarlos, como detrás de las orejas, la base de la cola, la ubre y los pezones. El contacto con animales rabiosos implica riesgo de contagio para el hombre, por lo que la prevención mediante la vacunación de las especies susceptibles de contraer la enfermedad y el monitoreo de vampiros en zonas ganaderas y urbanizadas resulta fundamental.


Se trata de una enfermedad de Denuncia obligatoria, por lo que nuevamente el rol de veterinarios capacitados y atentos a los primeros síntomas es también fundamental para evitar su propagación.


Al igual que la rabia, en la actualidad hay más de 200 zoonosis identificadas que representan una clara amenaza para nuestra salud y para el bienestar de los animales, y que también ocasionan pérdidas en la producción con su implicancia económica.


Tomemos este 28 de septiembre un momento pare reflexionar sobre esta enfermedad, trabajemos juntos, trabajemos por una sola salud.

Etiquetado como

Deja un comentario