El Invierno es la mejor estación para someterse a una cirugía estética

El Invierno es la mejor estación para someterse a una cirugía estética
03 Jul
2019

Claves a tener en cuenta a la hora de decidirnos por alguna de ellas.

Muchas personas se preguntan acerca del momento más conveniente para realizarse una cirugía estética. Si bien el resultado de la intervención dependerá de muchos factores, la época del año recomendada por los especialistas de la salud favorecerá la recuperación y una mejor evolución.

Es posible someterse a una cirugía en cualquier momento, lo cierto es que los resultados de la mayoría de los procedimientos son óptimos entre cuatro y seis meses después de realizados. Por esta razón es preferible realizarlos antes del verano, de modo que el paciente pueda lucir su nueva figura en las vacaciones.


Además, procedimientos como la liposucción, la abdominoplastia o el aumento mamario, tienen una recuperación más prolongada, por lo cual la estación invernal ofrece varias ventajas a tener en cuenta en la planificación de estas intervenciones quirúrgicas.

Al respecto, el Dr. Armando Donati, especialista en cirugía plástica, estética y reparadora, explica cuáles son las cirugías estéticas recomendadas y las claves a tener en cuenta:

“El invierno es la época más adecuada porque el frío favorece una mayor tolerancia a los vendajes de compresión y reduce la inflamación.


Además, se puede evitar el sol más fácilmente, logrando una completa recuperación de las cicatrices y de los efectos del tratamiento estético como hematomas e inflamación.


Se debe tener en cuenta que demasiada exposición aumenta la pigmentación (manchas) de la piel, la posibilidad de infecciones y cicatrices visibles en forma permanente”.


Respecto a los cuidados postoperatorios, el cirujano indica que son más fáciles de llevar a cabo cuando hace frío, porque es una época propicia para quedarse más tiempo en casa. Aquellas personas que tienen una vida estresante, pueden aprovechar para descansar y relajarse.


“Es muy importante tener en cuenta que organizar las horas de descanso y reducir las actividades rutinarias permite una recuperación favorable y en término”, resalta Donati.


“Luego de una cirugía de aumento mamario con control endoscópico, el retorno a las actividades dependerá de la situación de la paciente pero, aproximadamente, al tercer día de la cirugía puede realizar las labores habituales que no requieran esfuerzo físico.


Es recomendable evitar levantar los brazos durante los primeros 2 días y de realizar ejercicio durante el primer mes”, enfatiza.


El invierno también es una época ideal para modelar el cuerpo y cuidarse del exceso de peso. Para conseguirlo, se puede recurrir a una dermolipectomia o abdominoplastia, no sólo para tener una mejor forma de la cintura, en especial del abdomen, también para la eliminación de estrías (en el caso de presentarlas) y tensar la musculatura abdominal.


Acerca del proceso de recuperación, el postoperatorio es habitualmente poco doloroso, aunque esfuerzos abdominales mínimos como, por ejemplo, la tos pueden producir algunas molestias. Un tratamiento farmacológico adecuado permitirá un proceso más llevadero.


El cirujano también indica otras cuestiones que se debe atender, como evitar los esfuerzos físicos y mantener una postura levemente curvada por 15 días para evitar la tensión en la cicatriz con riesgo de abertura de las suturas realizadas. “Es aconsejable mantener las caderas semi flexionadas para reducir la tensión en la zona abdominal”.


La lipoescultura de alta definición (o lipomarcación) por su parte, permite modelar el cuerpo realizando la marcación de los músculos abdominales de una forma más natural y duradera.


“La lipoescultura tridimensional o HFD permite eliminar aquellos depósitos de grasa localizados en el abdomen, otorgando un aspecto más firme, suave y bien definido.


Los resultados satisfactorios se empiezan a ver a partir del mes en adelante y luego de transcurridos 6 meses se puede apreciar el resultado final, con una tasa de satisfacción de los pacientes arriba del 90%”, explica Donati.


Para finalizar, la vestimenta es, también, un aspecto importante a tener en cuenta.

Durante los meses de invierno usamos más cantidad de ropa, siendo un beneficio a la hora de disimular las secuelas y ocultar vendajes y fajas. De este modo no es necesario dar explicaciones a nadie sobre la operación.-


Acerca del Dr. Armando Donati:
Médico egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador de Buenos Aires. Se graduó con honores como cirujano general del Policlínico Bancario de Buenos Aires asociado a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) Se formó como cirujano oncólogo en el Instituto Ángel H. Roffo, asociado a la Universidad de Buenos Aires (UBA) haciendo simultáneamente la residencia post-básica (2º nivel) y la carrera de especialista en oncología quirúrgica en la Facultad de Medicina de la UBA, finalizando con honores ambas. Completó su formación en cirugía plástica, estética y reparadora en el Hospital de Clínicas “José de San Martín”, realizando su residencia post-básica (2º nivel) y simultáneamente, la carrera de especialista en cirugía plástica, estética y reparadora en la UBA, finalizando ambas con honores.

Etiquetado como

Deja un comentario