Norte en Línea - El ABC del acné en adultos: ¿Qué es y cómo se trata?

El ABC del acné en adultos: ¿Qué es y cómo se trata?

El ABC del acné en adultos: ¿Qué es y cómo se trata?
12 Abr
2022

A diferencia de lo que popularmente se cree, el acné no sólo aparece en la adolescencia, sino que en adultos es cada vez más frecuente y afecta a por lo menos un tercio de las mujeres de más de 35 años.

El acné es una patología benigna muy común y el principal motivo de consulta al dermatólogo. Si bien es una dolencia que está presente más que nada en adolescentes y afecta a aproximadamente el 60% de ellos, también se visibiliza en por lo menos un tercio de las mujeres de más de 35 años.


En ocasiones, esta problemática puede tener un importante efecto en la calidad de vida repercutiendo negativamente en la autopercepción y la relación con los otros. Según un informe que realizó La Roche-Posay en 2020, el 50% de las personas con tendencia al acné se aíslan socialmente y el 46% tiene más probabilidades de desarrollar depresión. Esto demuestra que no solo afecta a nivel físico, sino también a nivel emocional. Sus efectos psicológicos son comparables con los que se experimentan en condiciones médicas como el asma, la epilepsia y la diabetes.


No obstante, el acné no tiene porque ser una condena y puede tratarse de manera tópica. Algunos datos clave sobre la patología:

● Es una afección de la piel grasosa en la que las glándulas sebáceas producen un exceso de sebo, por lo que los poros quedan obstruidos. A veces ocasiona puntos negros y blancos, lo que se denomina “acné de retención”. En casos más severos, las bacterias se multiplican y generan inflamación en la piel, produciendo brotes superficiales o lesiones más profundas. Esto se denomina “acné inflamatorio”.

● Suele ser uno de los primeros signos de la pubertad y en ocasiones afecta a los varones de entre 14 y 17 años, y a las mujeres de entre 16 y 19 años. También es sumamente frecuente en adultos, ya que entre 30-40% de esos adolescentes persisten con acné en su adultez.


Según la Dra. Mónica Noguera, dermatóloga especialista en acné, (MN°: 120519): “El mejor tratamiento para el acné es aquel que sea efectivo y posible de mantener a lo largo del tiempo. Los tratamientos pueden variar en función a varios factores como la extensión (dónde afecta) o el tipo de lesiones o marcas, pero hay algunos puntos en la rutina del cuidado de la piel con acné que no pueden faltar”.


La Roche-Posay, marca N°1 recomendada por dermatólogos en todo el mundo y en Argentina, lleva más de 40 años acompañando con soluciones dermatológicas a las personas con acné y siendo pionera en el estudio científico. Desde la marca, y con el aval de la Dra. Mónica Noguera, se establece que una adecuada rutina utilizando productos destinados a tratarlo puede lograr una gran mejoría en el síntoma. Los pasos más importantes son los siguientes:

1. Limpieza: Con agua micelar o jabón facial para el acné. Los productos con ácido salicílico son especialmente beneficiosos. Luego, es importante colocar una crema facial orientada a este tipo de piel que contenga ingredientes activos clínicamente probados para la eliminación del acné.

2. Hidratación: Fundamental para restaurar la barrera cutánea, evitar hiperpigmentación y lograr mejor tolerancia a los tratamientos indicados. Las cremas con una buena concentración de ácido salicílico y LHA (lipohidroxiácido) son recomendables ya que las suaves propiedades exfoliantes de sus ingredientes activos ayudan a mantener una piel libre de imperfecciones.

3. Utilización de activos como los retinoides tópicos como el ácido salicílico, el ácido glicólico, el LHA, la niacinamida y los post bióticos tópicos. Se destaca la línea Effaclar de La Roche-Posay: el Effaclar Dúo (+) contiene múltiples ingredientes activos que reducen la secreción de sebo, ayudan a controlar la proliferación de bacterias y reducen las imperfecciones. El Effaclar Serum es un tratamiento concentrado que combina un complejo triácido exfoliante (Ácido Glicólico + Ácido Salicílico + LHA) con Niacinamida, para tratar imperfecciones, marcas, poros visibles y puntos negros. Éste es el más indicado para adultos con tendencia al acné.

4. Protección solar: Paso indispensable. Es ideal elegir un producto fluido con tecnología capaz de captar el sebo y que no deje la piel grasosa. En este sentido, La Roche-Posay acompaña a quienes padecen esta problemática no sólo con soluciones para tratarla a nivel físico, sino también generando conciencia y dándole voz a los 1.9 billones de personas en el mundo que sufren los efectos de los problemas en la piel.

Etiquetado como

Deja un comentario