Norte en Línea - 11 de junio: Día Mundial del Cáncer de Próstata: Descubrir temprano, reducir el riesgo

11 de junio: Día Mundial del Cáncer de Próstata: Descubrir temprano, reducir el riesgo

11 de junio: Día Mundial del Cáncer de Próstata: Descubrir temprano, reducir el riesgo
09 Jun
2021

• Es el tercer tipo de cáncer con más casos en Argentina, con más de 11.600 diagnósticos al año

• Un diagnóstico temprano permite un mejor abordaje del tratamiento contra el cáncer, y la prevención del impacto en la fertilidad masculina.

El 11 de junio se celebra en todo el mundo el Día Mundial del Cáncer de Próstata, uno de los más frecuentes en los hombres. En Argentina, según las estadísticas del Instituto Nacional del Cáncer (INC), se diagnostican por año más de 11 mil casos, registro que representa el 20% de todos los tumores malignos en varones y el 9% de la totalidad de cánceres del país. La Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC), que este año cumple sus 100 años de existencia, remarca la importancia de los estudios médicos que pueden detectar de forma temprana este tipo de cáncer y abordar a tiempo la enfermedad.


El cáncer de próstata, glándula que produce parte del líquido que conforma el semen, se origina cuando las células de esta glándula comienzan a crecer sin control. “Los varones son más reticentes al momento de ir al médico, especialmente cuando se trata de temas relacionados con los órganos sexuales, pero cuanto más temprano se detecte la enfermedad más rápido se podrá abordar y menos doloroso será el proceso”, advirtió el Dr. Carlos Silva, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Austral y Hospital Británico, y coordinador del área psicosocial de LALCEC y remarcó que “un estudio a tiempo puede salvarte la vida”.


Según el Movimiento Latinoamericano contra el Cáncer del Próstata (MOLACAP), en la región más del 65% de los casos son detectados en etapas avanzadas. “La detección tardía puede suceder porque en sus etapas iniciales este tipo de cáncer no presenta síntomas, por eso hacemos hincapié en la importancia de los estudios de rutina”, agregó el especialista. En Latinoamérica, el cáncer de próstata es la principal causa de muerte por cáncer en hombres.


Síntomas para estar alerta
Si bien en sus etapas iniciales el cáncer de próstata no suele presentar síntomas, algunas señales a tener en cuenta, que aparecen más frecuentemente en las etapas avanzadas pueden ser:
• Aumento en la frecuencia de la necesidad de orinar y urgencia ante la misma.
• Flujo urinario débil.
• Sangrado en la orina.
• Dolor pélvico o lumbar.


Ante la aparición de cualquier síntoma y antes de realizarse un chequeo médico debe consultarse a un especialista, ya que estos malestares podrían ser manifestaciones de otras enfermedades de la próstata.


Chequeos, la clave de la detección temprana
Para anticiparse al avance silencioso del tumor, los especialistas recomiendan comenzar con los chequeos urológicos anuales a partir de los 50 años. La edad es clave en el desarrollo de este tipo de tumor, aunque también intervienen otros factores de riesgo como hábitos cotidianos -alimentación, actividad física- que pueden resultar favorables o desfavorables para el advenimiento de la enfermedad. “Los hombres que consumen variedad de frutas y verduras tienen un riesgo menor de padecer este y cualquier otro tipo de cáncer”, remarcó Silva. También constituye un factor de riesgo el hecho de que familiares directos lo hayan tenido.


En caso de tener antecedentes familiares directos que hayan sufrido este tipo de cáncer, la primera revisión médica debería ser rondando los 40 años, y luego se deberá mantener la frecuencia anual de las consultas, que incluyen una serie de prácticas médicas que, dependiendo de cada caso clínico particular, pueden variar entre:
• Tacto rectal.
• Análisis de sangre del Antígeno Prostático Específico (PSA por sus siglas en inglés), para detectar la presencia en sangre de una proteína que producen específicamente las células prostáticas.
• Estudios con imágenes, como la ecografía prostática transrectal.


En caso de detección de anomalías, el diagnóstico definitivo se determina a través de una biopsia prostática.


Impacto en la fertilidad
“De cara a un diagnóstico consumado, hay que considerar que algunas terapias oncológicas pueden reducir el número de espermatozoides. Es por esto que los hombres que desean tener hijos en el futuro deben tener conocimiento de las opciones disponibles para proteger su fertilidad”, explicó el Dr. Omar Layus, andrólogo del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI Buenos Aires), y aclaró que el impacto en la capacidad reproductiva depende de varios factores, como la edad, la capacidad reproductiva previa al tratamiento, el tipo y dosis de quimioterapia, y la dosis y zona del cuerpo en que se aplica.


La criopreservación de semen antes de la quimio o la radioterapia, o de la intervención quirúrgica -prostatectomía radical-, es la técnica más efectiva para preservar la fertilidad masculina. “El mejor momento para realizar estos procedimientos es antes del tratamiento de quimio o radioterapia, o bien antes del procedimiento quirúrgico”, remarcó Layus.


Mediante la congelación de semen es posible conservar por un largo periodo de tiempo muestras de espermatozoides, que se pueden obtener tanto a través del eyaculado, como del testículo o epidídimo, manteniéndolas a muy bajas temperaturas hasta su descongelación y posterior utilización. El hecho de que la muestra esté congelada, aunque sea por muchos años, garantiza que no se dañe la calidad de los espermatozoides.


“La criopreservación debe concretarse tan pronto como sea posible y por ello es fundamental una correcta coordinación entre las unidades de oncología y reproducción asistida, incluyendo una entrevista con el paciente y exploración urológica. Además, al realizar la congelación se hace un estudio seminal y se recomienda dejar más de una muestra para aumentar la posibilidad de éxito”, precisó el especialista de IVI Buenos Aires.

Etiquetado como

Deja un comentario