Norte en Línea - Clases presenciales: consecuencias del 2020 y cómo afrontar el 2021

Clases presenciales: consecuencias del 2020 y cómo afrontar el 2021

Clases presenciales: consecuencias del 2020 y cómo afrontar el 2021
26 Feb
2021

Después de un ciclo lectivo tan particular como lo fue el 2020, el cual fue forzado a seguir su curso de manera virtual, nos encontramos finalmente con la tan esperada vuelta a las aulas, la cual se verá regulada por ciertos protocolos a seguir, y que no será para todos iguales, sino que se adaptará a la situación epidemiológica de cada jurisdicción.

Lo seguro es que de alguna u otra manera las escuelas vuelven a abrir sus puertas, y ésta es una medida necesaria tanto para padres, como para hijos. Desde el Centro de Estudios Especializado en Trastornos de Ansiedad (CEETA) analizan las consecuencias del 2020 y anticipan lo que ocurre en 2021 con el regreso a la presencialidad.


La modalidad virtual que se impuso a familias enteras en el 2020, debido a la pandemia por el COVID-19, trajo consigo severas consecuencias en la salud mental y psíquica de niños y padres. Así es como lo manifiestan desde el Centro de Estudios Especializado en Trastornos de Ansiedad (CEETA), en base a los datos que obtuvieron.


Esto se debe, en principio, a que "el estar cursando de manera virtual provoca que la atención, concentración y motivación de los niños decrezcan muchísimo, ya que la cantidad de distracciones que se presentan al estudiar en casa son muchas más que las que se encuentran en las Instituciones educativas", informa la Lic. Gabriela Martçinez Castro, Directora del CEETA (Matrícula Nacional 18627).


Relacionarse con otros de manera presencial no siempre es fácil, pero es un factor clave en el desarrollo psicológico de un niño y en la formación de su personalidad. El aislamiento por la pandemia desembocó en que los vínculos sociales que los niños forman con frecuencia en las escuelas, se vieran pausados.


La psicóloga Martínez Castro comenta que "en niños hubo un aumento exponencial en fobias, como así también, en trastornos adaptativos, dificultades para dormir y comer, trastornos obsesivos, dificultades en las pautas naturales de crecimiento y dificultades para permanecer solos", y agrega, "sumado a esto, también observamos otras consecuencias, las cuales son, retrasos madurativos, terror nocturno, tics, falta de atención, onicofagia o hábito de morderse las uñas, arrancarse pelos de cejas y pestañas y muchos otros trastornos de ansiedad".

Claramente no fueron sólo los niños quienes se vieron afectados por el aislamiento, sino que el estudiar desde casa implicó también un compromiso y acompañamiento de padres, que en muchos casos se vieron obligados a repartir sus horarios entre el home office, las tareas domésticas, la supervivencia de la convivencia y las tareas del colegio de los hijos. "Los daños generados ante esto fueron intrafamiliares, los adultos afectados presentaron síntomas como estrés, trastornos de pánico y ansiedad generalizada", afirman desde el CEETA.


Si bien parece haber consecuencias severas en padres e hijos, la diferencia es que en adultos se comienza el tratamiento y rápidamente se puede revertir. En cambio, en los niños no es tan simple, "en ciertas edades se complican las pautas evolutivas naturales del desarrollo de la persona, por eso, es que hay que tomar el trastorno de forma muy rápida y revertirlo de la manera más veloz posible", explica Martínez Castro.


Para todos estos casos la psicoterapia cognitivo- conductual es la respuesta, ya que es una terapia breve en el tiempo y focalizada en el problema.


En un 2021 que apuesta a la presencialidad, desde el CEETA lo consideran un bien sumamente necesario, "que los vínculos sociales retornen estimula al cerebro del niño, estimula a su natural y sana evolución y por supuesto, a su natural desarrollo", exponen.


Aunque la pandemia continúe propagándose por las calles las clases vuelven a ser presenciales, por eso algunas de las principales recomendaciones para afrontar la presencialidad para padres y adultos docentes que Martínez Castro considera son, "en principio y como base de todo, cumplir y respetar todos los protocolos sanitarios, asimismo, no perder la calma, centrarse en el momento en el presente, anclar la atención en la respiración para volver al momento presente, y básicamente poder focalizar la atención en aquello que estén haciendo en el momento que lo hacen". Además, aconseja hacer de una cosa a la vez, no desesperar, regular emociones, y retornar a la calma.


Para concluir considera como más importante y a la vez difícil, considerando que "es impredecible en situaciones como las que atravesamos no adelantarse a los acontecimientos por suceder mentalmente de manera negativa, no catastrófica y volver nuestra atención al momento presente", finaliza.


El Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) tiene su sede central en 46 Plaza, Edificio Agora 3, 1º piso oficina 109 (Ramal Pilar Km 46). Teléfono: 0230-4667175 o al 011-4788-6245 / www.ceeta.org También tiene sedes en Parque Patricios, Barrio Norte, Belgrano, San Isidro, Morón, Lomas de Zamora, Avellaneda, Quilmes, Uruguay, entre otras. En facebook y en instagram el usuario es @ceeta.ansiedad Consultas por WHATSAPP: +54 9 11 2376-6633 o haciendo click aqui http://bit.ly/whatsappceeta

Etiquetado como

Deja un comentario