Norte en Línea - Burnout: cuando tu mente necesita descansar

Burnout: cuando tu mente necesita descansar

Burnout: cuando tu mente necesita descansar
19 Ago
2020

Estamos acostumbrados a descansar el cuerpo cuando estamos agotados, sin embargo, muchas veces, el agotamiento viene de nuestra mente.

Y es que, una vida sana no sólo se refiere a mantener una dieta equilibrada, un peso óptimo y suficiente actividad física; sino también, una mente descansada.

A este agotamiento de la mente que directamente influye nuestro desempeño físico, se le conoce como burnout, y por más real que sea, muchas personas agotadas mentalmente siguen exigiéndose sin conseguir resultados debido a que lo padecen, pero no se dan cuenta.

Síndrome de Burnout: ¿lo estoy sufriendo?

Cuando nos referimos al cansancio mental, el término burnout sale a relucir. Seguramente lo has escuchado, pero, ¿qué realmente es y cómo saber si lo estás sufriendo?

Burnout o ‘quemado’ es un trastorno emocional que está vinculado al ámbito laboral, el cual se genera por la sobrecarga de trabajo, estrés y también está vinculado con el estilo de vida de la persona.

Este síndrome puede tener consecuencias peligrosas en las personas, y afecta a nivel físico y psicológico.

Las personas que experimentan burnout es probable que no sepan que lo tengan; sin embargo, puedes ver las señales de alerta:
● Cansancio físico
● Dificultad para dormir
● Ansiedad
● Ataques de pánico
● Depresión
● Falta de apetito o incremento desmedido del mismo
● Problemas para concentrarse
● Sensibilidad emocional
● Sentimiento de agotamiento, fracaso e impotencia
● Baja autoestima
● Poca realización personal
● Estado permanente de nerviosismo
● Comportamientos agresivos
● Dolor de cabeza.
● Taquicardia
● Bajo rendimiento
● Absentismo laboral
● Aburrimiento
● Impaciencia e irritabilidad.
● Comunicación deficiente.

Todos estos síntomas pueden generar estrés excesivo en la persona que puede traducirse en problemas graves en un futuro.

Existen 2 tipos de burnout:
Burnout activo: este sucede cuando el empleado tiene una conducta asertiva, es decir, que no tiene miedo de expresar los sentimientos que está sintiendo, ya sea de una forma pasiva o agresiva. Sin embargo, este tipo de burnout está asociado con la ansiedad.


Burnout pasivo: está asociado con sentimientos de apatía, y es cuando sucede la falta de interés hacia el trabajo y baja autoestima.

¿Cómo evitar el burnout?

Existen diferentes formas de alejarse del estrés del trabajo una vez que llegas a casa; disciplinas como el ajedrez, póker o hasta el solitario pueden ayudar a tu cerebro a descansar.

Lo mejor de todo, es que estas actividades ahora se pueden hacer directamente desde cualquier dispositivo móvil, lo cual es conveniente cuando necesitamos mantener cierta distancia de las masas de gente.

Puedes acceder a un casino online Argentina y probar diferentes juegos de ese estilo.

Además, estas actividades también permiten ejercitar la memoria, mejorar la lógica, procesos cognitivos, resolución de problemas y más.

¿Cómo prevenir el burnout?

Lo primero que debes hacer si comienzas a sufrir de este síndrome es hablarlo.


Es importante informar a tu empleador de lo que estás sufriendo, para que de esta forma puedan llegar a un acuerdo en cuanto a tu carga laboral.


Si no ves resultados luego de hablar sobre tu situación, entonces busca otras alternativas para mejorar tu salud mental; por ejemplo, puedes practicar yoga en casa antes de ir a trabajar, de esta forma, tu mente podrá estar más relajada antes de empezar tu rutina de trabajo.


También puedes hacer cambios en tu dieta. Está comprobado científicamente que la comida puede alterar la química de nuestro cerebro, no sólo ayuda a mejorar nuestro físico, sino que además, algunos alimentos ayudan a mejorar la memoria y disminuyen el riesgo de alzheimer y parkinson.

Descansa tu mente diariamente

No todas las personas se dan cuentan que están cansadas mentalmente, pueden pensar que ese dolor de cabeza que están sintiendo es porque necesitan tomar una siesta; sin embargo, es importante tomar en serio lo que tu cuerpo te está diciendo a gritos.

De la misma forma en que necesitamos un masaje para relajar los músculos de nuestro cuerpo, nuestra mente también necesita relajarse. Existen diferentes actividades sencillas que puedes hacer diariamente para descansar tu mente y evitar que ocurra un burnout.


Toma una caminata diaria: ya sea antes o después de llegar del trabajo, caminar no sólo te mantendrá activo, sino que, si lo haces en el día, la vitamina D que el sol proporciona, mejorará tu estado de ánimo y te mantendrá contento.


Desconéctate: Cuando llegues del trabajo, aprende a desconectar tu vida personal a tu vida laboral. ¡Tu cerebro te lo agradecerá!


Encuentra un hobby: cuando hacemos algo que realmente disfrutamos, nuestra mente lo ve más como un momento de descanso que un trabajo.

Encuentra un hobby, o haz un deporte; lo importante en este punto es que logres subir tus niveles de endorfina para que puedas experimentar felicidad por un tiempo más prolongado.

Etiquetado como

Deja un comentario