Norte en Línea - Valerio

Todo se inició con los frigoríficos. Paradójicamente, la industria del frío descongeló la vida productiva de dos ciudades. Así arranca la presente historia que nos ilustra la historia naciente de la región Zárate-Campana como un polo de industrias por excelencia en la provincia de Buenos Aires.

Cuando yo era pequeño pregunté: «¿En el cielo hay bicicletas?» Porque con lo que a mí me gustaba la bicicleta yo pensaba que en el cielo no podía ser feliz si no tenía una bicicleta. Tanto me gustaba la bicicleta que mi padre me compró una grande siendo yo un chiquillo.

Pareciera que nuestro mundo cada vez es más problemático, y que las dificultades y las catástrofes nos acechan a menudo.

A menudo encontramos que nuestro tiempo de oración ha sido casi nulo. Tenemos prisa por terminar nuestra conversación con Dios. Tenemos otras cosas importantes que hacer. No podemos perder el tiempo.

Cuando dejamos de respirar, morimos. Cuando dejamos de, rezar también morimos, espiritualmente. La respiración y la oración son esenciales para que el hijo de Dios viva en este mundo. Sin la práctica de la oración, ¿cómo sabremos qué hacer? ¿Cómo sabremos a dónde ir? ¿Cómo sabremos cuándo esperar la orientación de nuestro Dios?

En el año 1877, y en la ciudad de Campana, tuvo lugar la primera matanza de hacienda histórica que se realizó en América del sur.

¡Vamos a gritar!

Un pariente vino a visitar al nuevo bebé que acababa de llegar a la casa. Al tener la oportunidad de estar solo con el hermano del bebé, que era un niño pequeño, le preguntó:

En el año 1877, y en la ciudad de Campana, tuvo lugar la primera matanza de hacienda histórica que se realizó en América del sur.

Un hermano se levantó y dijo a todos en la iglesia: "Tengo dos noticias para todos, una buena y otra mala. La buena noticia es que tenemos suficiente dinero para renovar el templo y construir la sala de enseñanza de la Biblia".

"He estado tratando de alejarme de la lujuria, pero no estoy teniendo éxito", dijo un joven al sacerdote. El ministro le dijo: "Arrepiéntase verdaderamente de los errores. Ésta es la mejor manera de alejarse del pecado".