Con el apoyo tecnológico del Centro de Operaciones Tigre (COT), la policía de la provincia aprehendió a cinco malvivientes. Secuestraron estupefacientes, elementos para su fraccionamiento, celulares, dinero en efectivo y armas de fuego.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, junto al secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, brindó una conferencia de prensa para dar detalles de la operación “Dragón del Oeste”, en la cual se desbarató una red de la mafia china que extorsionaba a comercios de esa comunidad.

Tras varios allanamientos realizados en Castelar Sur, fue desbaratada la “Banda del Limón”, un grupo de delincuentes que se hacían pasar por deliverys para disimular su verdadera actividad: robar vehículos y alterar la numeración de sus partes usando limones.

Estaba prófugo y tenía pedido de captura. Fue detenido en la terminal de ómnibus de Retiro.

Detuvieron a ocho personas durante 11 allanamientos. Los delincuentes tenían atemorizados a los propios vecinos del barrio. Les secuestraron armas, drogas, plantas de marihuana y decenas de celulares, computadoras portátiles y tablets.

Habían asaltado una casa de comidas y una fiambrería. Fueron capturados apenas cinco días después. Uno de ellos tenía antecedentes penales.

Condenaron a prisión a una organización que cometía secuestros extorsivos y había sido capturada por este Ministerio de Seguridad de la Nación. Los cuatro involucrados, con condenas de entre 24 y 30 años, se habían resistido a ser detenidos, hiriendo gravemente al Comisario Inspector Santos Gustavo Díaz, de la Policía Federal Argentina.

Un delincuente, luego de intentar abrir un Peugeot estacionado en la calle sin éxito, logró forzar la puerta de un Corsa en búsqueda de elementos para robar. Pero un domo instalado en una torre monitoreado desde el Centro de Operaciones del Municipio siguió los movimientos del sujeto, por lo que a los pocos minutos llegó al lugar una patrulla de Protección Ciudadana que lo aprehendió cuando intentaba ocultarse tras otro auto.

El sistema de monitoreo del COT visualizó a un individuo pretendiendo abrir dos vehículos. Los agentes intervinieron de inmediato y lo aprehendieron.

A partir de la presentación de una denuncia anónima al 0800 municipal y del testimonio de un testigo con identidad reservada, la Secretaría de Seguridad y Prevención Comunitaria coordinó una investigación que permitió a las fuerzas policiales desbaratar una banda de narcotraficantes que operaba en la región con epicentro en el partido de Escobar.