La dieta japonesa puede ayudarte a alcanzar tus objetivos

Si hay algo que hay que darles a los japoneses como una cualidad inigualable, es que tienen la expectativa de vida más alta del mundo, por encima de los 80 años. Y eso no es casualidad, es que en realidad llevan adelante un estilo de vida que los ayuda y mucho a terminar siendo personas muy longevas, pero además con una calidad de vida muy alta, envidiable para el resto de Asia, pero sobre todo para Occidente.

Es que nuestra mentalidad a la hora de consumir alimentos es muy distinta, los japoneses creen que todas las personas deben ser vegetarianos al menos una vez al día, mientras que en Argentina tenemos uno de los consumos de carne más altos del mundo. Un contraste muy alto que lleva a que la expectativa de vida sea tan baja en nuestro país, casi 10 años por debajo de los japoneses.


Resulta que la mayoría de las investigaciones están descubriendo que el consumo de verduras no sólo aporta minerales y vitaminas que son indispensables para el organismo, sino otros productos como fibras y nutrientes que nos ayudarán a tener una vida más saludable.


Es por eso que incluso algunos atletas de alto rendimiento se están pasando a dietas más balanceadas hacia los vegetales, o incluso algunos se hicieron veganos, que resulta ser la vanguardia del vegetarianismo que no sólo no consume productos animales, sino que tampoco sus derivados como puede ser la manteca. Veamos algunas de las claves de la dieta japonesa que pueden ayudarnos a vivir mejor:

Sushi: aunque no lo parezca este producto contiene grandes cantidades de nutrientes que resultan vitales para el organismo. Por una parte, el pescado aporta grandes cantidades de omega-3, un ácido graso responsable de muchos aspectos de nuestro organismo, como la regulación del colesterol malo (LDL), así como combatir enfermedades neurodegenerativas, como pueden ser el Alzheimer o bien la demencia. Se trata de un producto que no todos saben preparar, pero siempre se puede pedir sushi, sabiendo que consumiremos un producto de calidad y fresco.

Porciones más acotadas: el sushi es un buen ejemplo de ello, los japoneses creen que las porciones de los alimentos deben ser pequeñas pero brindar un buen empuje de nutrientes y vitaminas que nos ayudarán a continuar en el día. Reducir las porciones y aumentar el consumo de líquido es un buen boleto al descenso de peso.

Consumir arroz: es un producto que para muchos es insulso y carente de nutrientes, pero la realidad es que aporta buenas cantidades de energía. Además, si se lo lava con cuidado antes de prepararlo (ponerlo en una olla con agua y lavarlo hasta que salga limpio), eliminaremos el exceso de almidón para hacerlo todavía más saludable.

Muchos vegetales: como se mencionó anteriormente, mientras más días a la semana consumamos verduras y hortalizas, mejor será nuestra digestión y energía general. Es que por ejemplo, el uso de lentejas y otras legumbres, pueden aportar la misma cantidad de proteínas y energía que la carne.

Postres saludables: los postres japoneses están muy lejos del flan con dulce de leche o el queso con dulce, ellos optan por ejemplo, por una ensalada de frutas, o bien alguna fruta grillada con condimentos que no sean azúcar.

Evitar las carnes rojas: que consuman muchas verduras no significa que no consuman carne, sólo tratan de evitar las rojas y se vuelcan al pollo y pavo, pero en su defecto también podemos consumir cerdo, algo más magro que la carne vacuna.

Etiquetado como

Deja un comentario