Cyber Monday: consejos para realizar una compra segura en línea

Cyber Monday: consejos para realizar una compra segura en línea
31 Oct
2019

En unas semanas comienza el Cyber Monday, la octava edición del mega-evento de ventas online para comprar con grandes rebajas, que en su última edición registró 1,93 millones de transacciones en 72 horas por un total de $ 7.213.000.000 (pesos argentinos), lo que implicó un crecimiento del 39% respecto a la edición 2017, según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

En este contexto, por el exponencial aumento en el flujo de transacciones que se producen este día en el ámbito online, se potencia el riesgo de robo de datos personales en Internet: ataques que pueden sufrir tanto los consumidores finales a la hora de realizar la compra como así también las redes de las grandes compañías, quienes pueden sufrir la exposición de información confidencial de sus usuarios.


“Hasta hace unos años, no era tan usual la compra online. Actualmente, gracias a campañas como Cyber Monday o Black Friday, la gente tomó el hábito de comprar en línea, un sistema que resulta más práctico para los consumidores y que de a poco ha ido derribando la barrera que implicaba colocar datos personales críticos y confiar su seguridad en ello”, afirmó Pablo Dubois, Gerente Regional de Producto, Data Center y Seguridad de CenturyLink, empresa de tecnología líder a nivel mundial que ofrece soluciones de redes híbridas, conectividad en la nube y seguridad.


Según cifras de la CACE, el 90% de los adultos argentinos reconoce haber comprado por internet alguna vez. “A la hora de relevar las principales preocupaciones de los consumidores durante una compra en línea, las respuestas apuntan a la sensación de quedar expuestos a cargos duplicados o clonaciones de tarjetas”, explicó Dubois. En este sentido, CenturyLink brinda tips para resguardar la información sensible a la hora de comprar online.


1. Usar siempre softwares de protección contra virus y detector de malwares La protección antivirus, así como un detector de malwares, debe ser usada tanto en la oficina como en los dispositivos personales, computadoras y soportes móviles. Ambos sistemas deben estar instalados, actualizados y programados para que periódicamente escaneen, adviertan y prohíban mensajes y websites maliciosos. Esto es necesario pero no suficiente; para tener una navegación 100% segura, se debe ser cauteloso con la navegación que se realiza.

2. Dar importancia a la protección con contraseñas Muchos usuarios creen poco probable la posibilidad de que su información personal sea blanco de ciberataques. Sin embargo, pequeños actos (como un pago de cuenta bancaria) es atractivo para un cibercriminal. Así, para evitar correr riesgos, se recomienda no utilizar palabras o números predecibles y en cambio, optar por frases largas con espacios y caracteres especiales. Además, la barrera de protección puede aumentar aún más si se incorpora el hábito de cambiar las claves periódicamente, para lo cual se puede utilizar aplicaciones para administrarlas y sistemas de doble autenticación, siempre que estén disponibles.

3. Acceder a páginas seguras desde una red segura Uno de los puntos más importantes consiste en no descuidar la red a la que el dispositivo está conectado. Si bien en el espacio de trabajo está garantizado, en el hogar se debe contratar un servicio que cumpla con los estándares de calidad correspondientes y así evitar correr riesgos a la hora de brindar información sensible. Por otro lado, cuando navegamos debemos asegurarnos que las páginas cuenten con un nivel de seguridad adecuado. Así mismo, siempre es recomendable utilizar redes privadas o de acceso móvil, como la del teléfono celular, y evitar el uso de redes públicas para este fin. También es aconsejable cargar los datos de las tarjetas en la menor cantidad de sitios posibles y, en las que se haga, verificar que sean seguras.

4. Defenderse contra la ingeniería social El “social engineering” es una técnica para recopilar información confidencial de las personas, no voluntariamente, para luego utilizarla con fines delictivos. Es una práctica que los cibercriminales utilizan, por ejemplo, para autorizar pagos con una tarjeta de crédito de otra persona o abrir cuentas a su nombre. Por ello, es importante ser cuidadoso y estratégico a la hora de publicar información en blogs, redes sociales o emails, evitando dar datos que puedan ser utilizados para responder preguntas de seguridad.

5. Prestar atención a los falsos anuncios Es probable que durante el evento se multipliquen anuncios con promociones atractivas que inciten al usuario a comprar, así como la recepción de mails con descuentos o promociones falsas. En todos los casos, se debe evitar hacer click en los mismos e ingresar directamente a la página principal del oferente para asegurar que no sea un link infectado que permita propagar fácilmente un ataque.

Deja un comentario