Consejos de Lingokids para una fiesta de Halloween sin miedos

Consejos de Lingokids para una fiesta de Halloween sin miedos
29 Oct
2019

María (6), Mateo (2) y Valentina (3) son generalmente niños tranquilos, pero en ocasiones, hay cosas que desencadenan sus miedos.

Mateo tiene miedo a la oscuridad, mientras que María a veces piensa que hay monstruos escondidos debajo de su cama. Valentina se aterra cuando hay tormentas eléctricas.


Muchos niños, como María, Mateo y Valentina, experimentan nuevas emociones relacionadas con el miedo cuando Halloween está a la vuelta de la esquina. Las canciones, historias de miedo y disfraces de personajes terroríficos no ayudan a que los pequeños se sientan seguros. Puede ser difícil para ellos distinguir lo que es real y lo que es producto de su imaginación. Imagina que tenés su edad. ¿Creerías que es sólo papá el que se esconde debajo del traje de la Parca?


El miedo es una emoción con la que nacemos y que nos ayuda a reaccionar ante el peligro. Cuando somos pequeños, algunos de los miedos más típicos que podemos desarrollar son el miedo a la oscuridad, a los extraños, a las tormentas eléctricas, a los animales grandes y a los ruidos fuertes.


Pero, ¿cómo podemos ayudar a nuestros hijos a manejar y superar sus miedos en Halloween y durante todo el año? Estos son algunos de nuestros consejos:

• Si decidís celebrar Halloween, hablá con tus hijos de antemano. Contales que a la gente le divierte llevar disfraces de miedo, pero que las que llevan estos disfraces son personas de verdad.
• Podemos crear juntos nuevas tradiciones familiares que les ayuden, por ejemplo, contar cuentos de terror con finales felices o formar caras divertidas en las calabazas.
• Otra buena idea es participar en otras actividades divertidas como la recolección de frutas o caminatas por la naturaleza para ver cómo cambian los colores de las hojas en otoño.
• Procurá involucrar a tu pequeño en las actividades de Halloween, como tallar calabazas o decorar la casa.


Tus hijos también pueden desarrollar miedos de pequeños por situaciones cotidianas. Estos son algunos consejos para que puedan llevarlos mejor:

● Tratá de relajar a tus pequeños usando palabras tranquilizadoras y una voz calmada y tranquila.
● Intentá ser lo más abierto o abierta posible con tus hijos sobre sus propios miedos, y también los tuyos. Todos nos asustamos a veces.
● Ofrecéles apoyo e ideas que les puedan contribuir para lidiar con sus miedos, como respirar profundamente. Si tus pequeños tienen miedo a la oscuridad, una buena idea es comprar una lámpara nocturna que les guste o esté decorada con sus personajes favoritos.
● En vez de decirle a tus hijos que no se asusten, podés buscar formas para ayudarlos para superar sus miedos. De hecho, ¡podés decirles que no es malo tener miedo a veces! Tanto a los niños como a los padres nos pasa, es un sentimiento universal.
● Pensá en actividades para que puedan enfrentar sus miedos de manera divertida. Por ejemplo, durante las tormentas eléctricas, pueden jugar a contar el número de segundos que tarda en sonar un trueno desde que se ve el relámpago. Esto puede ayudar a determinar la distancia de la tormenta a la que se encuentran, y los pequeños se darán cuenta de que la tormenta no está tan cerca después de todo. Si creen que hay monstruos debajo de la cama, disfrácense como guerreros caza-monstruos con escudos y revisen juntos la habitación.


En Lingokids, podemos ayudar a tus hijos a entender sus emociones y miedos. El primer paso es identificar sus emociones generales. Para eso, pueden comenzar viendo juntos el episodio de "El concurso de robots". Los niños puede aprender acerca de distintas emociones y cómo lidiar con ellas a través de los lindos personajes de Lingokids.


¿Tus hijos están desarrollando más miedos infantiles en esta época del año? ¿Cómo expresan estos sentimientos? ¿Cómo les ayudás a manejarlos? ¿Recordás cuáles eran los principales miedos que tenías cuando eras chiquito o chiquita?

Deja un comentario