Norte en Línea - BIOMBOS de madera: milenaria belleza para separar ambientes

BIOMBOS de madera: milenaria belleza para separar ambientes

La madera dice presente en todas las expresiones del arte, obras, arquitectura y decoración. Y ha estado presente desde los inicios mismos de la humanidad, tal como los tradicionales y asombrosos biombos, un elemento decorativo con una maravillosa historia propia que se conjuga con su atemporal vigencia.

Los profesionales de CADAMDA – La Cámara de la Madera – muestran, explican y aconsejan sobre los múltiples usos que tienen los biombos de madera en los diferentes ambientes del hogar. Un ítem que se destaca, con presencia y gran capacidad de adaptación a todo tipo de estilos y gustos. Ya sean con madera al natural, pintados, con dibujos o tramados, brindan un punto de enfoque único, además de ser súper fáciles de instalar, mover y reciclar.

El término “biombo” es una palabra japonesa compuesta que significa “protección contra el viento”, que era, literalmente, su función cuando se creó. Son originarios de China (los primeros datan de la época de la dinastía Han, que reinó desde el 206 A. C. hasta 220 D.C.) desde donde pasaron a Japón más o menos en el siglo VIII. En este país se desarrollaron ampliamente y de ahí "viajaron" hasta, Europa donde se hicieron muy populares.

 

Los biombos son paneles hechos con estructuras de formas rectangulares y unidas entre sí por los lados más largos, en donde la madera es el material más utilizado para su creación. Esto es porque permite muchísimas opciones de adaptación a gusto de cada creador, imaginando legendarios dibujos asiáticos, tigres o delicadas flores de cerezo. También tramados, de estilo minimalista, pulidos, pintados o al natural. Con el tiempo la creatividad en sus diseños se masificó y cruzó todas las fronteras.

 

En un principio, consistían en una estructura de un único panel, luego aumentaron el número de piezas, unidas por bisagras, lo que les permite plegarse y ampliar sus funciones decorativas. Cambian, también, la anchura y altura de los paneles para adaptar su tamaño a los espacios.

 

La madera, como material constitutivo primario de los biombos y de tantos otros elementos de la construcción y decorativos, es un material perfecto y ya considerado como “el material de construcción del futuro” gracias a sus características únicas. Mayor resistencia al fuego, es sustentable, reciclable y aislante, está colmada de innumerables diseños, colores, tonos y formas que la naturaleza le otorga, además de su gran versatilidad y capacidad de adaptación a geometrías complejas y todo tipo de proyectos arquitectónicos.

 

En su evolución, los biombos pasaron de ser un elemento decorativo auxiliar para cobrar protagonismo y generar impacto en los ambientes, en donde se destacan algunos usos estándares, ya sea para espacios cerrados o al exterior:

- Preservar zonas de espacios o habitaciones de corrientes de aire.

- Dividir una habitación en distintas zonas.

- Ocultar una parte vacía de una habitación para hacerla más acogedora, como en los grandes comedores.

- Dar intimidad a una parte de un dormitorio, convirtiéndolo en un vestidor. En la antigüedad servía para separar la bañera o la zona sanitaria cuando no existían los baños tal y como se conocen ahora.

- Como cabecero de cama: en su gran variedad de opciones, elegir el que más concuerde con la decoración general y, simplemente, colocarlo en lugar del cabecero.

- En el hall, separando visualmente el salón de la entrada de la casa. Cuando el living y el hall están unidos, un biombo como separador dará independencia a ambas estancias.

- En el living, para destacar algún mueble o antigüedad, en donde la idea es que ambos muebles contrasten pero que combinen a la vez. El biombo tiene que ser el más sencillo de los dos.

- Aportar calidez, si en algún punto del hogar hay un rincón un poco frío, difícil de incorporar a la decoración general, la propuesta de utilizar un biombo decorativo, en lugar de cuadros u otros objetos más voluminosos, suma a la decoración sin ocupar espacio.

- Evitar miradas indiscretas: Un biombo puede ser muy útil para exteriores compartidos, balcones o zonas de relax pero que están expuestas a la vista de otros.

- Como soporte de una enredadera. Un detalle bellísimo, con vida propia, utilizar el biombo como soporte de una planta trepadora o una enredadera.

 

 

La Cámara de la Madera – CADAMDA - fue creada el 2 de julio de 1903 cuando un núcleo reducido de propietarios de aserraderos y corralones de madera realizó por primera vez una reunión con el objeto de cambiar ideas acerca de la fundación de una sociedad con el propósito de defender y mejorar los intereses del gremio. De allí surgió la Sociedad de Aserraderos y Corralones de Madera. En aquel entonces y hace ya más de 100 años, fue cuna de la mayoría de las empresas del ramo y reunió a la casi totalidad de ellas. Es así que la Institución ha podido mantenerse inalterable en el tiempo, gracias a que cumplió y cumple con los objetivos para los cuales fue creada.
Actualmente, CADAMDA agrupa a productores forestales; tanto de madera de bosque nativo como de cultivo; aserraderos, industrias, importadores-exportadores y comercializadores de maderas y sus derivados. Como así también a fabricantes de productos para la preservación y el embellecimiento de la madera. El objetivo fundamental de la Cámara es difundir el uso de la madera y sus derivados y reposicionar a la misma como un material noble, rentable y confiable. La entidad cuenta con los siguientes departamentos: Departamento de Arquitectura en Madera, Departamento de Comercio Exterior, Departamento PREMA (Preservación y Embellecimiento de la Madera), Departamento de Compensados y un Departamento Legal para asesoramiento de los asociados.

 



PARA MAYOR INFORMACIÓN VISITE:
www.maderayconstruccion.com.ar 
www.cadamda.org.ar  // www.facebook.com/cadamda 

Etiquetado como

Deja un comentario