Norte en Línea - 4 consejos esenciales para optimizar el rendimiento del smartphone en el tiempo

4 consejos esenciales para optimizar el rendimiento del smartphone en el tiempo

4 consejos esenciales para optimizar el rendimiento del smartphone en el tiempo
22 Jun
2022

Xiaomi trae una sencilla guía de consejos para que el smartphone no decaiga en su rendimiento y pueda tener un pequeño impulso de velocidad.

¿El smartphone se siente lento? ¿Se queda pegado en algunas aplicaciones que antes no? ¿No rinde como en los primeros días? Si todas estas preguntas son afirmativas, seguramente sea por diversas razones que pueden afectar a los teléfonos inteligentes, como el deterioro de la batería, tiempo de uso, años de antigüedad, software antiguo y muchos otros detalles. Si bien estos parámetros no se pueden modificar con un simple toque, hay algunos otros que sí, y que proporcionarán una velocidad extra que se sentirá en el día a día.

Los smartphones ejecutan miles de procesos por segundo, buscando siempre la optimización y funcionamiento ideal, siendo algunos más importantes que otros. Muchas veces, pequeñas cosas que no se toman en cuenta, son las que proporcionarán un rendimiento extra, al eliminar procesos innecesarios del teléfono.

De acuerdo a lo anterior, Xiaomi entrega 4 consejos esenciales para ayudar al smartphone a funcionar mejor durante el tiempo:

1.- El sistema operativo siempre actualizado
Comúnmente, las bajas de rendimiento en los teléfonos inteligentes se debe muchas veces a la falta de actualizaciones de rendimiento y seguridad que existen con los sistemas operativos, que versión tras versión, van solucionando problemas que se puedan presentar. A raíz de esto, es importante tener siempre la última versión del sistema operativo, asegurando la estabilidad del sistema en general, para descartar posibles fuentes de ralentización que puedan afectar gravemente al equipo a lo largo del tiempo.

2.- Dile adiós a las aplicaciones que ya no se utilicen
Este punto es sumamente importante y que pasa desapercibido por la gran mayoría de los usuarios, ya que muchas veces se alberga una gran cantidad de aplicaciones que realmente no se usan y que consumen espacio y recursos. Todas las aplicaciones instaladas en los smartphones consumen distintos recursos del sistema, por el hecho de buscar actualizaciones, notificar al usuario en algún caso o simplemente ocupar internet.

Por esto, la recomendación es que se eliminen esas apps “fantasmas”, para que el sistema recupere los recursos y los invierta en otra tarea más importante, como la fluidez misma.

3.- Datos en caché y memoria RAM: Limpieza completa y profunda
Todas las aplicaciones del sistema generan archivos y datos que se guardan en el caché, los cuales utilizan memoria RAM para ser leídos y ejecutados con mayor rapidez. Muchos de estos procesos, se realizan incluso si la aplicación no se encuentra en uso, ralentizando el smartphone cuando se quiere hacer un uso más intensivo de él. Para esto, hay que limpiar los datos caché y memoria RAM del sistema periódicamente, para que esos recursos se reasignen a otras tareas y la fluidez del sistema pueda volver a aparecer.

Hoy en día, muchos de los equipos del mercado poseen sus propias soluciones para esto, optimizando el teléfono en todos estos aspectos. Sin embargo, si el equipo no posee por defecto una solución, siempre se puede recurrir a aplicaciones de terceros que cumplan esta función, en donde existen cientos de opciones para escoger la que más se adapte al funcionamiento del equipo.

4.- Apaga y restaura el celular de vez en cuando
Los smartphones han sido pensados para que funcionen y hagan sus operaciones muy parecido a los computadores, siempre encendidos y listos para la productividad. Sin embargo, esto tiene una consecuencia, los procesos y funciones se van almacenando sin tener un reinicio definitivo, lo que hace saturar el sistema por no tener ese “descanso” de procesos.

Como solución, se recomienda cada ciertos días apagar el teléfono, ya que esto proporcionará un nuevo comienzo al celular, gestionando mejor sus recursos. De la misma forma, cada cierto tiempo (3 o 4 meses), es recomendable hacer una restauración de fábrica del terminal, ya que muchas veces con diferentes actualizaciones del sistema o aplicaciones, hay procesos que quedan mal ejecutados, no funcionando del todo bien y consumiendo más energía de la que realmente requieren. Una restauración de fábrica, volverá absolutamente todos los parámetros a cero, optimizando completamente el equipo y comenzando a funcionar con todos los datos limpios.

Por supuesto, se debe hacer una copia de seguridad de todos los datos antes de ejecutar esta opción, ya que de lo contrario, se perderán todos los archivos para siempre.

Etiquetado como

Deja un comentario