Norte en Línea - Valerio

Tengo sed de un amigo

Este es sin duda el porqué, amigo mío, tengo semejante necesidad de tu amistad. Tengo sed de un amigo que, por encima de los litigios de la razón, respete en mí al peregrino que va hacia ese resplandor. Tengo necesidad de gustar algunas veces, por adelantado, del calor prometido y de descansar, un poco al margen de mí mismo, en esa meta que será nuestra.

“Donde el corazón se inclina, el pie camina: Indica que buscamos los lugares en los que hallamos felicidad”, versa el refrán, y con ella esta historia que sigue nos enseña, principalmente, que lo primero es escuchar y hablar desde el corazón y, también, lo que significa que escuchemos a nuestro corazón…

Cuenta la leyenda que un día hubo un incendio enorme en el bosque. Todos los animales huían despavoridos, pues era un fuego terrible.
De pronto, el jaguar vio pasar por sobre su cabeza al colibrí en dirección contraria, es decir, hacia el fuego. Le extrañó de sobremanera, pero no quiso detenerse. Al instante, lo vio pasar de nuevo, esta vez en su misma dirección. Pudo observar este ir y venir repetidas veces, hasta que decidió preguntar al pajarillo, pues le parecía un comportamiento harto estrafalario:

¿Qué haces colibrí?, le preguntó.
Voy al lago, respondió el colibrí.
– Tomó agua con el pico y la echó al fuego para apagar el incendio.
El jaguar sonrió.
¿Estás loco?, le dijo. ¿Crees que vas a conseguir apagarlo con tu pequeño pico tú sólo?
No, respondió el colibrí
Yo sé que solo no puedo, pero ese bosque es mi hogar… Me alimenta, me da cobijo a mí y a mi familia, y le estoy agradecido por eso, yo lo ayudo a crecer polinizando sus flores. Yo soy parte de él y él es parte de mí. Yo sé que solo no puedo apagarlo, pero «tengo que hacer mi parte».


En ese momento, los espíritus del bosque que escuchaban al colibrí, se sintieron conmovidos por la pequeña ave y su devoción hacia el bosque y, milagrosamente, enviaron un fuerte chaparrón, que terminó con el incendio.


En conclusión: «Si quieres atraer los milagros a tu vida, ¡haz tu parte!


Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un Abrazo, y mi deseo que Dios te bendiga, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, Salud, Paz, Amor, y mucha Prosperidad.


Claudio Valerio
®. Valerius

En la Grecia clásica se escribieron las primeras odas. La palabra latina ODA procede del latín “oda”, la que, a su vez procede del griego ᾠδή.

San Francisco de Sales, patrono de los periodistas, fue un santo y obispo de Ginebra (1567 - 1622).

Hoy por hoy, en el complicado mundo que tenemos, cada vez más dependemos de nuestros amigos para, por ejemplo, obtener esas cosas que antes nos daba la familia; contención, apoyo emocional y mismo, a veces, alguna ayuda financiera.

Todas las tardes, a la salida de la escuela, un grupo de niños se habían acostumbrado a ir a jugar al jardín del gigante. Era un jardín grande y hermoso, cubierto de verde y suave césped.

Concebir el cosmopolitismo consiste en sostener y ser un proyecto político que sea eficaz y real; por más difícil o lejana que nos parezca esa visión… En el caso de la ciudad de Campana, al utilizar esta palabra nos estamos refiriendo a una urbe en la que viven y conviven muchas personas de distintos países, que está abierta a toda influencia cultural, porque en ella conviven muchas culturas de diferentes lugares del mundo y que, vengan de donde vengan, serán por ella asimiladas.

El profeta Habacuc fue un escritor hebreo que, probablemente, vivó entre los siglos VII y VI a.C. Es conocido como uno de los profetas menores (el octavo de los 12 profetas del Antiguo Testamento) y, de lo que se conoce de él, es relativamente poco, salvo lo que encontramos en el libro del Antiguo Testamento que lleva su nombre…

En una reunión de amigos surgió el siguiente relato: "Un cierto pueblo escogió adorar el sol porque creía que él era un dios de día y que como él desaparecía toda noche en el mar, o que no tenía ninguna influencia sobre otra luz, como la del fuego de las velas, confiaban que podían ser ateos durante toda la noche y hacer todo cuánto querían".