¿Por qué empresas de servicios públicos que rinden grandes utilidades anuales son privadas girando millones y millones al exterior? ¿No podría esa plata quedar en la Argentina, para bien de los Argentinos? ¿Podrán, aún hoy, refutarnos con la mentira ya comprobada de que «los privados administran mejor»?

Un modo original para el recorrido del bajo Manhattan. Gild Hall es un lugar de carácter y comodidad, justo al lado del bullicio de Wall Street, One World Trade y Seaport District.

La Argentina y Brasil

Desde los tiempos coloniales, la Argentina –entonces los Virreinatos del Perú y luego del Río de la Plata – y Brasil –a la sazón las gobernaciones organizadas por Portugal – fuimos rivales.

Cada semana el coordinador entregaba la grilla de destinos para promocionar los últimos lanzamientos de perfumes. En el staff de promotoras, era sabido que a Mía siempre le tocaba ir al shopping de Libertador, Vanesa iba a Flores, Luisa a Barrio Norte, y Analía a Once.

Un duque en su casa

La belleza que se ve puede ser extrema, pero este reducto combina un servicio tan arquitectónicamente detallado sin perder espontaneidad que armoniza con equilibrio frente a la majestuosidad decorativa. Un inquietante fanatismo por Las Meninas.

En los aeropuertos, la mayoría de los viajeros se enfrentan a los procesos de check-in y seguridad con una sensación que, normalmente, va de la resignación al temor; entre largas y serpenteantes filas que avanzan de forma agonizante al dar un paso por vez.

5 siglos, 12 patios

Antiguamente conocido como Palacio de las Rejas de Don Gome, en alusión a uno de sus primeros propietaris, El Palacio de Viana s una casaa distinta a otras porque alberga la colección de patios cordobeses más mágica en un recorrido histórico y sensorial por 500 años de la vida de Córdoba.

Hoy día las organizaciones están saturadas de información tecnológica, estamos en un cambio de era donde los modelos tradicionales están llegando a su fin.

Con el desarrollo del área de telecomunicaciones (tanto de las redes públicas como las privadas), cada día hay una mayor necesidad de soluciones tecnológicas para gestionar los llamados.

Descubrir rincones secretos, disfrutar de los cuadros del Museo del Prado, conocer los restaurantes de tapas o simplemente pasear por sus calles, Madrid nunca deja indiferente a nadie. Símbolo del lujo, el Hotel Orfila se encuadra en un sitio recóndito, pero acomodado para hacerlo todo.