Los dos años de gestión macrista y sus efectos regresivos tanto en materia de distribución del ingreso como en derechos sociales de la mayoría del pueblo argentino marcan un punto de inflexión político a la hora de conllevar una respuesta que pueda darse como superadora de la situación actual.

La Historia se Repite

Un 8 de junio de 2001 en pleno gobierno neoliberal de la Alianza fue preso el Ex Presidente Carlos Menem bajo el usufructo de la prisión domiciliaria durante 167 días hasta el 20 de noviembre de 2001.

La actual coyuntura política de avance de la centro derecha vía el gobierno de Mauricio Macri debería rendir esfuerzos hacia la conformación de un polo opuesto en este caso de centro izquierda.

La caracterización de la economía argentina radica en la necesidad de considerar su potencialidad efectiva en relación a su explotación real y en ese sentido su extensión territorial su dotación de recursos y su despareja distribución territorial, hacen pensar en la propuesta aun no definida de recrear un plan de desarrollo acorde a sus necesidades y a la inserción en el plano tanto regional como internacional.

Considerar los avatares geopolíticos actuales es una invitación a entablar un dialogo entre un mundo subsumido en la recesión económica o de bajo crecimiento anual localizado en Occidente versus un mundo en crecimiento situado en el Oriente.

La Hora de la Verdad

Luego de casi 2 años de gestión macrista se ha develado la verdad de la intencionalidad política del Neoliberalismo al poder del Estado y sus consortes.

La realidad social, económica y política en la Argentina no puede ocultarse por mas intensidad de los rayos catódicos, ondas radiofónicas o tintas candentes y lo que se aprecia es una detenimiento notorio del ritmo económico sumado a una perdida relevante del poder adquisitivo de la gran mayoría de la población lo que repercute en la performance de las empresas locales.

El año 2003 marco una bisagra política ineludible en la historia argentina ante la emergencia del kirchnerismo como proceso social, político y económico que recupera las mejores virtudes del conocido peronismo y las re actualiza en función de las políticas que llevo adelante durante sus 12 años de gestión estatal.

Los problemas estructurales internos de la Argentina tales como el desequilibrio poblacional espacial, los elevados niveles de pobreza y marginalidad, la concentración del proceso económico y un Estado que no satisface en su totalidad en sus deberes básicos a un vasto margen de la población son claros indicadores de las tareas pendientes para las próximas generaciones de argentinos.

Las próximas elecciones pre selectivas de los candidatos definitivos de las elecciones generales de octubre serán un termómetro claro para saber dónde están parados tanto el gobierno como las expresiones opositoras tanto el Kirchner ismo como el Frente Renovador y de otras expresiones.