Norte en Línea - Mostrando artículos por etiqueta: Aluba

Con motivo de la celebración del 2 de junio como el Día Mundial de Acción por los Trastornos de la Conducta Alimentaria, la Dra. Mabel Bello, consultora médica y fundadora de ALUBA celebró una reunión clave con el Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia de Buenos Aires, Walter Martello, en la cual acordaron realizar tareas conjuntas para poner en marcha campañas de prevención, concientización y visibilización destinada a padres, alumnos y docentes.

Hay una patología que se llama Síndrome de especialización en la comida, y que se reconoce en los chicos que sólo comen un par de alimentos elegidos caprichosamente. Por ejemplo, chocolates y ñoquis verdes o determinada marca de papas fritas y yogur de vainilla. No necesariamente son niños que no engordan, pero sí se caracterizan porque solo consumen 4 o 5 tipos de alimentos o de marcas específicas, que no responden a ningún orden: la elección es absolutamente antojadiza.

La vigorexia, también conocida como la “enfermedad de Adonis”, es el reverso de la anorexia nerviosa. Padecida en su mayoría por hombres (casi un 90%), se caracteriza por la necesidad de hacer ejercicios físicos en forma extralimitada y, a pesar de que la masa muscular crece, la persona siempre se ve delgada.

Esta es una pregunta que muchas veces nos encontramos en el consultorio. Los padres piensan que tal vez fueron sus acciones las que desencadenan una patología alimentaria en sus hijos. La respuesta a la pregunta es sí, y para entender cómo es que a pesar de "haber hecho todo bien" pueden estar frente a un joven que presente patología alimentaria es necesario conocer en más en profundidad esta enfermedad.

Los mitos y temores que rondan los trastornos de la alimentación suelen ser comunes a todos. Aquí una enumeración útil para despejarlos y aprender desde cero qué queremos decir cuando hablemos de este tipo de enfermendades.

Los trastornos de alimentación son alteraciones de la conducta en el acto de comer. Esto puede ser producido por la selección de la comida, por la cantidad de la ingesta y también por una preocupación excesiva por el cuerpo o por los alimentos. En resumen, es una alteración en el momento de comer.

Indican que se surge por el mayor estímulo a mostrar el cuerpo.

El miedo a engordar

Cuando somos chicos es mucho más fácil que nos afecten las burlas de nuestros compañeros, que nos desvaloricen, que nos hagan sentir rechazados, que nos hagan sentir menos. Las chicas que padecen patologías alimentarias son muy sensibles con su condición, y cuando las maltratan pueden llegar a desesperarse.

El reino del revés

En muchas ocasiones me encuentro con padres que quieren saber realmente qué están haciendo mal para que sus hijos estén transitando por el camino de alguna patología alimentaria.