Norte en Línea - Punto de Inflexión

Punto de Inflexión

Punto de Inflexión
08 Feb
2020

El reciente recorrido mundial del presidente Alberto Fernandez evoca a la re inserción internacional de la Argentina y a la consideración de las grandes potencias de la verdadera situación del país en particular en materia de sus compromisos financieros.

Recorrer el Viejo Continente con eje en Medio Oriente - más precisamente el Estado de Israel – quizás haya permitido aligerar los apetitos de los organismos internacionales y de los acreedores privados al ser una premisa presidencial la voluntad de asumir dichos compromisos pero en tiempos y plazos a negociar entre las partes.


Un hecho quizás desapercibido por la prensa local es que los logros obtenidos en esta gira obedecen también a la cintura y muñeca del actual Presidente que simultáneamente no deja de señalar errores u omisiones de las administraciones publicas de los últimos 8 años en la Argentina, vaya paradoja periodo durante el cual el país casi escasamente tuvo indicadores de crecimiento económico.


La necesaria estabilidad política regional que expresa la Argentina – factor de convergencia histórica con los EEUU – puede ser la llave para la negociación externa.


El necesario proceso de crecimiento económico argentino no puede estar desligado de la consolidación de sus viejos mercados externos y de nuevas perspectivas geográficas que permitan colocar la heterogénea oferta exportadora local con el fin de obtener frescas divisas capaces de afrontar los acuciantes vencimientos de deuda.


Paralelamente una serie de medidas internas están tratando de palear también la situación interna en particular de los mas necesitados que no pueden esperar más y en efecto sectores más acomodados de la sociedad deberá hacer un sacrificio pues han sido de una u otra manera beneficiarios de las políticas anteriores que en efecto llevaron a la quiebra del Estado Argentino.


La heterogénea composición de las clases medias y sus contradicciones hace quizás un poco dificultoso la búsqueda de los consensos sociales necesarios pero pueden ser un llamado de atención para las próximas elecciones de medio término si es que la Administración Fernández no lograr poner en marcha los motores de la economía recuperando trabajo genuino, poder adquisitivo y consumo.


Según se dice luego de finalizado los procesos de negociación externa tendremos en claro los recursos fiscales y se espera la traza de un plan económico a mediano y largo plazo que pueda atemperar los ánimos tanto sociales como económicos y políticos.


El contexto externo no seria el mas favorable por lo que la astucia política y el trato entre los países podría obrar en favor del comercio pues no toda la garantía de éxito puede ser otra vez basada en tan solo un tipo de cambio competitivo que puede limitarse ante el proceso inflacionario en ciernes.

La conformación de un sector empresario especializado en traders capaces de instalarse en los mercados externos y de ahí traccionar la producción puede ser una política adecuada que ya fuera exitosa en varios países vecinos.
No desperdiciemos una nueva oportunidad-

Ezequiel Beer | Geografo UBA | Analista Politico

Etiquetado como

Deja un comentario