Norte en Línea - Presidente por 4 días, y un plus

Presidente por 4 días, y un plus

Presidente por 4 días, y un plus
19 Abr
2021

Ushuaia es la ventana hacia una de las experiencias más extremas del mundo. Con vistas a la belleza del mundo austral, Las Hayas marca un hito en calidad hotelera.

De las memorias del tiempo emerge el tan mentado Canal de Beagle. A uno le parece mentira navegar sus aguas de la mano de los expertos de Rumbo Sur. El Cerro Castor posee la temporada de ski más larga del país y la mejor calidad de nieve. Llegas directo Buenos Aires. Te alojas en un Resort 5 estrellas con vistas inigualables al Canal. El sitio está ubicado en un entorno divino, gratificante para todos los sentidos: en el bosque a 3,5 km del centro de la ciudad, aunque a un suspiro de ella porque tenés a mano un servicio de shutlle al centro. La experiencia cuenta con gastronomía de excelencia en el restaurante Le Martial. Los traslados al cerro son directos (no pasa el transfer por otros hoteles). Un Ski Lounge exclusivo esta ubicado en la base del Cerro Castor, donde podés bajar a tomarte algo calentito, comer algo ligero y tomarte un respiro, uno más de los tantos que te esperan en un ambiente que invita al contacto con los regalos de la naturaleza, la experiencia deportiva y la propuesta de lujo de uno de los mejores hoteles del país.

Pero cuando todo estaba previsto para el disfrute, llego la sorpresa inesperada. Me esperaba, listo para ser ocupado, el departamento presidencial. Sí, un enorme espacio de 100 metros cuadrados, con de dos cuartos equipadas con camas King Size, LCD, frigobar, caja de seguridad electrónica, calefacción individual, servicio de Room Service y WiFi. Dos amplios baños en suite con jacuzzi, secador de cabello y exclusivos amenities. A su vez cuenta con un gran living comedor, escritorio y sala de estar, ideal para vivir la experiencia de alojarse en una casa patagónica de lujo con vistas hacia el Canal de Beagle y hacia el hermoso bosque Andino-Patagónico y el Glaciar Martial.

Dormir sin correr las cortinas ni oscurecer los cuartos. Dejar que la costa de la ciudad te entre por los ojos mientras trabajás en el escritorio, o compartís la mesa de 6 comensales holgados. Invitarte a comprar algo para gozarlo en esa mesa de madera noble que te invita a querer tener a tus amigos cerca.

El dormir se mece con el sonido de las lengas cercanas, se ilumina con el rojizo del otoño que, según la historia, dio el nombre a esta Tierra del Fuego. Escribir historias desde su escritorio inspira a grandes cosas. Darte el placer de entibiar las manos luego de un trekking en el living mullido y contenedor, con la chimenea humeando detrás y la taza de chocolate haciéndolo delante.

El destino quiso que los cuatro días se tranformaran en 6 por gracia de las fallas de la aerolínea de bandera. Pero Las Hayas te devuelve con creces las gentilezas, te cobija sin preguntas. Siempre hay un sitio para guarecerse en esta Ushuaia tan Internacional. Existen pocos lugares donde aun hoy, se puede vivir en primera persona, la experiencia de transitar paisajes desbordantes de emociones y placeres, de exploración y descubrimiento. Tierra del Fuego, enmarcada en un escenario de encanto y belleza, ofrece la diversidad de contemplar únicos escenarios como las estepas del norte, los lagos y los bosques del centro, los picos y los glaciares de la imponente cordillera y los misterios, historias y leyendas insondables del Canal Beagle. Las Hayas espera…, y si los dejás, te nombran presidente...


Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/ , Instagram @flavia.tomaello

Etiquetado como

Deja un comentario