Norte en Línea - Por la inclusión financiera

Por la inclusión financiera

Por la inclusión financiera
15 Sep
2020

La inclusión financiera representa para las personas tener acceso a alternativas financieras útiles y asequibles que satisfagan sus necesidades de manera responsable y sostenible. Comprender los obstáculos permite trabajar en derribarlos.

Según datos del Banco Mundial más de 2500 millones de personas no utilizan servicios financieros formales. Era compromiso del 2020 realizar campañas que implicaran la inclusión financiera global, cuestión que se ha visto dificultada por la pandemia de coronavirus, aunque, precisamente la activación digital obligada por el mismo suceso puede implicar un derrumbe de algunas barreras que aún siguen interponiéndose.

A medida que los países han acelerado sus esfuerzos con miras a la inclusión financiera, ha quedado en evidencia que enfrentan obstáculos similares que les impiden avanzar. Entre ellos:

• Garantizar que el acceso y los servicios financieros lleguen a las poblaciones difíciles de alcanzar, como las mujeres y las zonas rurales;

• Aumentar la capacidad y los conocimientos financieros de los ciudadanos para que puedan entender los diferentes servicios y productos financieros;

• Asegurar que todos tengan documentos de identidad válidos y que se puedan legalizar fácilmente y a un bajo costo;

• Idear productos financieros útiles y pertinentes, que se adapten a las necesidades de los usuarios;

• Establecer marcos sólidos de protección del usuario de servicios financieros, y adaptar las pertinentes entidades responsables de la reglamentación y la supervisión, por ejemplo, utilizando la tecnología para mejorar la supervisión (la tecnología al servicio del cumplimiento de las reglamentaciones del sector financiero);

• En todo el mundo, la falta de documento de identidad dificulta abrir una cuenta bancaria, tener acceso al capital o al crédito.


Poner en el tapete estos dilemas permite realizar un análisis constructivo de formas de acercamiento más precisas y certeras en función a las posibilidades y necesidades de la población no incluida. Una utopía queda en ideas, la inclusión ha de ser la práctica de la utopía.


Por: Gonzalo Abalsamo
Twitter: @AbalsamoGonzalo
www.simplestate.com.ar 

Etiquetado como

Deja un comentario