Norte en Línea - Nuevas tecnologías y productos on demand: las flamantes estrellas en el universo de las aseguradoras

Nuevas tecnologías y productos on demand: las flamantes estrellas en el universo de las aseguradoras

Nuevas tecnologías y productos on demand: las flamantes estrellas en el universo de las aseguradoras
19 Feb
2021

La pandemia que sacudió a Argentina y el mundo, ya dejó huellas imborrables sobre nuevos hábitos sociales, económicos, de consumo e incluso de movilidad. Aprendimos, de a poco, a pensar en el hoy para resguardar el mañana.

Muchas industrias entendieron que la transformación llegó, más tarde o más temprano dependiendo cómo se lo mire. Sin duda, el camino es inequívoco. Es así como, con la tecnología como aliado, el mundo de las aseguradoras, nos pusimos a proyectar lo que vendrá (y a entender cuáles son las tendencias que ya están entre nosotros).


Y si de flamantes nuevos productos pensados para la medida del cliente se trata, encontramos en los seguros on demand, una alternativa que empieza a abrir nuevas oportunidades para el negocio asegurador. Estos productos surgen a partir de la posibilidad de recolectar información precisa para luego analizar esos datos. Es aquí que entran en juego la llamada Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), Big Data, inteligencia artificial y geolocalización. Existen muchas formas para concebirlos.


En el caso de los seguros automotores, por ejemplo, una alternativa contempla la colocación de un dispositivo de trackeo en el vehículo para llevar un registro de su actividad. De esta forma, los usuarios pueden pagar una póliza acorde con la cantidad de kilómetros recorridos, lo cual se traduce en una tarifa personalizada de acuerdo con la utilización real del vehículo. Implementado en países como España, México y Estados Unidos, este sistema tiene un consumo mínimo en la batería del vehículo y se controla por medio de una aplicación en el celular.


Otra opción, que apela directamente a la confianza y fidelización generada con los clientes, contempla el hecho de que no exista un dispositivo que mide el kilometraje, sino que a fin de mes, los usuarios envían una foto a su aseguradora (o lo autogestionan vía apps) para demostrar el uso dado al vehículo durante ese periodo, y así, abonar en consecuencia.


Pero más allá del rubro automotor, los seguros on demand también se extienden a paso firme para otros vehículos, como bicicletas y monopatines. Los usuarios pueden contratarlo en el acto y por el tiempo y porcentaje de cobertura que deseen, con el objetivo de lograr una experiencia ágil, que permite ser activada y desactivada sólo cuando el interesado va a salir a la calle.


Además, siguiendo con el caso de las bicicletas y los monopatines, la mayoría de las coberturas son mixtas, es decir, que aseguran tanto al bien (robo, rotura) como a la persona. De esta manera, incluyen categorías novedosas en caso de accidente como gastos de farmacia, de traslado -en taxi o remis desde la comisaría al domicilio- y de reembolso por reemplazo de llaves y documentos.


Otro caso de evolución en materia de seguros para adaptarse a la realidad de los ciudadanos se dio ante la proliferación de las bicicletas públicas. Para los usuarios de estos servicios existe la posibilidad de contratar un seguro de movilidad que contemple Accidentes Personales, Responsabilidad Civil y Daños Patrimoniales, sin importar si la bicicleta es propia, alquilada o prestada.


Sin duda, todo este escenario reconfigura la demanda y oferta de seguros, abriendo un abanico de nuevas posibilidades, con la tecnología marcando el norte. El futuro es auspicioso mientras exista la voluntad de las compañías de seguir entregando las mejores soluciones pensadas por y para nuestros usuarios.


Por Ariel Levi, CMO de iúnigo

Etiquetado como

Deja un comentario