Norte en Línea - Miami tiene Moxy

Miami tiene Moxy

Miami tiene Moxy
08 Abr
2024

Como un nuevo adjetivo espirituoso, el hotel Moxy South Beach, completa la escena del destino que invita a un balance único entre la belleza y la mundanidad.

Miami es un cocktail que apuesta a todos los sabores en una misma copa. Con la arrogancia de quien puede, la ciudad se plantea como un collar de gemas diseñada por el atrevido Alexander McQueen: disruptiva, novedosa, fluctuante. Sus metas no tienen altura. En medio de esta vorágine insaciable, encontrar el pequeño reducto que adormezca por un rato esa efervescencia y permita toparse con el aquí y el ahora es una búsqueda que puede llegar a ser frenética.

Pero para el sagaz viajero buscador, hay una joya esperando para reunirse con amigos (incluida tu mascota) en el corazón de South Beach. Tomás una de sus bicicletas gratuitas y podés dar rienda a la exploración por las mejores tiendas y clubes nocturnos de una excelente ubicación en Washington Avenue.

En Moxy Miami South Beach las vistas al mar están en todas partes. El Bar Moxy te espera abierto todo el día, en la cafetería Tiendita podés recargar energías y deslumbrarte el restaurante Serena en la azotea, una zona que incluye una piscina poco profunda y una sala de proyección de películas al aire libre con vistas épicas de South Beach.

Aunque evita Ocean Drive, está a pocos pasos de la playa y del océano Atlántico. Ubicado en 915 Washington Avenue, en el corazón del distrito histórico Art Deco, cerca de muchos restaurantes, cafeterías y bares de cócteles, Moxy South Beach abrió en Miami un concepto elegante que celebra la cultura cosmopolita de la ciudad y la vida al aire. Propone 202 habitaciones, diseño innovador, seis nuevos conceptos de comidas y bebidas, dos piscinas y un club de playa para iluminar el distrito con aire sorprendente.

Lightstone, la compañía desarrolladora detrás de tres inigualables hoteles Moxy en la ciudad de Nueva York, ha creado un concepto elegante y divertido que celebra la cultura cosmopolita de Miami y la vida al aire libre. Con un diseño que combina el glamour de La Habana de mediados de siglo, el arte de la Ciudad de México contemporánea y una vitalidad tropical que es inconfundiblemente esencia de Miami. Se proclama así como la primera propiedad estilo centro turístico bajo la marca Moxy Hotels de Marriott International, marcando un nuevo capítulo para la hospitalidad en Miami Beach.

Moxy arriba en un momento crucial para el distrito, que está reposicionando su tradicional origen de entretenimiento como el nuevo “Art Deco”, una reimaginación del barrio histórico con Moxy South Beach a la vanguardia. Situado en una encrucijada cultural, los lugares de interés cercanos incluyen el Centro de Convenciones de Miami Beach, el Museo Wolfsonian-FIU, la Cinemateca de Miami Beach, Fillmore Miami Beach en el Teatro Jackie Gleason y la boutique The Webster.

Búsqueda de identidad
El diseño se anticipó a las necesidades del entorno actual: facturación sin contacto, espacios al aire libre y un espíritu de hágalo usted mismo, pero siempre fiel a las raíces de Moxy, permitiendo que los huéspedes seleccionen su propia experiencia mientras escapan de la realidad durante unos días en South Beach, celebrando la cultura cosmopolita de Miami.

Los interiores de Moxy South Beach están diseñados por Rockwell Group (espacios públicos y dormitorios) y Saladino Design Studios (Serena, Como Como y Mezcalista, tres de los espacios gastronómicos), mientras que los exteriores son de Kobi Karp Architecture en colaboración con Rockwell Group. Los huéspedes pueden personalizar su nivel de interacción a medida que pasan del santuario de su dormitorio a los espacios públicos diseñados para socializar a pedido. La mayoría de los ambientes son al aire libre y se combinan a la perfección con las áreas interiores. Los ámbitos públicos están salpicados de enclaves privados y semiprivados, que incluyen cabañas junto a la piscina, estudios de reuniones al aire libre y mesas de comedor aisladas, que permiten a los huéspedes estar solos y en la mezcla, todo a la vez.

Los huéspedes ingresan al hotel a través de la pasarela principal en Washington Avenue o por la moderna porte-cochère en la entrada este. El vestíbulo bañado por el sol cuenta con varias áreas de descanso relajadas, incluyen diversiones como un metegol cuyos jugadores son muñecos pin-up antiguos traídos a la era moderna como un equipo de fútbol femenino, así como un teléfono público carnavalesco, inspirado en Zoltar, que brinda lecturas de horóscopos de cortesía de astrólogo residente @Bassfunkdaddy. Los tres estudios de reuniones flexibles y el restaurante del vestíbulo convergen en torno a un gran patio al aire libre. El espacio está rodeado por paredes de vidrio que pueden abrirse o cerrarse según lo permita el clima.

Los espacios interiores y exteriores continúan con un gimnasio inspirado en la cercana Muscle Beach. La piscina bordeada de cabañas en la terraza del segundo piso maximiza las áreas para ver y ser visto con asientos tipo lounge escalonados, bancos en el agua y cabañas privadas de lujo. Una ducha circular comunitaria invita a la interacción coqueta, con flamencos asomándose a través del seto circundante. Los nadadores en la piscina pueden mirar directamente hacia el vestíbulo a través de un corte transparente de dos metros y medio en el fondo, lo que se suma a una vibra exhibicionista que encarna South Beach.
La azotea del octavo piso del hotel cuenta con una piscina de descanso poco profunda con tumbonas sumergidas en el agua con forma de nenúfar.
Todas las habitaciones están vestidas con los colores vivos de Miami y bañadas por la luz del sol gracias a las ventanas del piso al techo. Inspiradas en parte por Clyde Mallory Line, un servicio de ferry nocturno entre Miami y La Habana que operó en las décadas de 1940 y 1950, las habitaciones se asemejan a los camarotes de un transatlántico con ingeniosas soluciones de almacenamiento que maximizan el espacio. Con vista al mar en los pisos superiores, ofrecen vistas despejadas del Atlántico, mientras que otros cuartos cuentan con amplias vistas de la arquitectura en tonos pastel de South Beach. Dentro, arte personalizado de Miami Aquarela Sabol que representa a artistas icónicos, Frida Kahlo, Jean-Michel Basquiat, Pablo Picasso y Salvador Dalí, que visitan South Beach.

El concepto de diseño de Moxy South Beach celebra el estilo multicultural único de Miami, desde los motivos eclécticos Art Deco y el modernismo de Miami hasta las influencias cubanas y otras latinoamericanas. Para capturar la sofisticación brillante y despreocupada de South Beach, se difuminaron los límites entre las comodidades interiores y exteriores, y se crearon habitaciones llenas de luz que tienen una sensación de apertura.

Sabor a South Beach
A partir del exclusivo Bar Moxy, los huéspedes pueden hacer el check-in sin contacto y pedir un cóctel artesanal simultáneamente. Taburetes giratorios de estilo retro rodean la barra de forma ovalada, mientras que una instalación de espejo infinito arriba contiene el número de teléfono de El Floridita, el legendario abrevadero de La Habana, que rinde homenaje a la herencia cubana de Miami.
Frente al Bar Moxy se encuentra Los Buenos, la bodega y puesto de tacos abierto todo el día, que ofrece tacos en tortillas y tazones de burritos, así como artículos para el desayuno y una variedad de bebidas de café especiales de La Colombe, incluido el súper fuerte. y dulces cafecitos a la cubana. Los Buenos también propone una cuidada selección de ropa, accesorios, revistas y obsequios clásicos de Miami de proveedores locales.

En el segundo piso, un restaurante y bar al aire libre en la azotea, Serena, canaliza el espíritu encantador del cielo y los patios de Oaxaca y la Ciudad de México, ubicado en una planta vibrante y exuberante. Tiene un ambiente relajado pero sofisticado que no se parece a ningún otro en Miami. El salón y la mesa, además de un atractivo menú de platos para compartir y cócteles hechos de autor, crean un ambiente acogedor al atardecer, en almuerzos y durante cenas tranquilas o brunches animados acompañados de música en vivo.

El bar de la azotea del octavo piso del hotel, acertadamente llamado The Upside, se encuentra la piscina de descanso poco profunda, con vistas panorámicas de 360 grados del océano y Miami Beach. Disponible exclusivamente para los huéspedes del hotel y para eventos privados, The Upside se codiciado para fiestas. Un dosel sinuoso en la azotea proporciona sombra durante el día, al tiempo que muestra un mural geométrico brillante del artista neoyorquino Edward Granger cuando se ilumina por la noche. La pieza es un guiño a la próspera escena del arte callejero en la cercana Wynwood y actúa como un faro colorido para el hotel.

Como Como, una marisquería y un bar centrado alrededor del fuego, una parrilla de leña y carbón que utiliza técnicas antiguas mexicanas. El concepto de cocina abierta permite a los comensales observar el proceso culinario de primera mano, mientras que una escultura de árbol de tequila dispensa teatralmente el espíritu de agave de esferas de vidrio soplado a mano. El restaurante también sirve a los comensales en su patio al aire libre, un espacio exuberante con azulejos de colores, plantas colgantes y un letrero que dice «Besos De Mezcal», que insinúa la noche por venir.

El salón de mezcal sexy y misterioso, Mezcalista, se accede desde la parte trasera de la marisquería o a través de una entrada discreta en Washington Avenue. Los invitados toman y saborean una variedad de más de 100 tipos de mezcales y tequilas raros en este salón con forma de catacumba con una iluminación seductora.

El Distrito Cultural Art Deco alberga algunas de las boutiques más modernas de South Beach, centradas en The Webster, la legendaria tienda conceptual con forma de museo ubicada a la vuelta de la esquina. Muchas otras marcas de lujo internacionales tienen sitios exclusivos en el barrio. Un poco más lejos, los compradores encontrarán Lincoln Road, el centro comercial peatonal famoso por su colorido diseño, y las eclécticas tiendas del barrio de Sunset Harbor.

La mundialmente famosa playa de Miami Beach está a sólo dos cuadras de Moxy South Beach, al igual que Lummus Park, que corre paralelo a la costa y es querido por su sendero de ocho millas para correr y trotar y por el gimnasio al aire libre Muscle Beach. South Pointe Park, en el extremo sur de South Beach, es uno de los favoritos por sus vistas panorámicas. Los amantes de la arquitectura disfrutarán de los recorridos a pie por los emblemáticos edificios Art Deco de South Beach, realizados diariamente por la Miami Design Preservation League. Moxy se suma a este panorama para incrementar el atractivo y acompañar las tendencias desde que aparece el sol hasta que se pone la última estrella.


Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/ , Instagram @flavia.tomaello

Etiquetado como

Deja un comentario