Norte en Línea - Larrabure: Una calle y la importancia del nombre

Larrabure: Una calle y la importancia del nombre

Larrabure: Una calle y la importancia del nombre
10 Oct
2020

¡Qué importante resulta para una sociedad conferirle un nombre a cosas! Máxime si esas cosas son de dominio público y que engloban lo que podría ser el patrimonio intelectual y cultural de la misma. Bibliotecas, edificios, plazas y hasta calles constituyen una forma inconsciente, y hasta un modo indirecto, de enseñar un poco de historia.

Y es así que por designar, quizás, unos de los casos más significativos, podremos mencionar la avenida Cnel. Argentino de Valle Larrabure. ¿Resulta ‘raro’ este nombre nuestra ciudad?


Para entender y por otra parte, a modo de ejemplo que nos podría ayudar, tal nombre no es una práctica académica circunscrita a pocos interesados o entendidos del tema, sino que suelen ir acompañados de no poca participación ciudadana. El emplazamiento de un nombre a una calle es indudablemente un privilegio. Por esa razón, el retiro o reemplazo del mismo, no se puede observar como un hecho fruto de la casualidad sino como un cambio en los paradigmas de la ciudad.


Pero, ¿quién fue Argentino del Valle Larrabure?
Argentino del Valle Larrabure (1932 - 1975) fue un militar argentino que, durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón, fue capturado por el ERP (12 de agosto de 1974) una organización guerrillera identificada como “Ejército Revolucionario del Pueblo “. Al momento de su captura se desempeñaba como subdirector de una fábrica militar de armas y explosivos y permaneció cautivo en una denominada «cárcel del pueblo» por 372 días, hasta su muerte. ***


Al terminar sus estudios fue destinado a la Fábrica Militar de Tolueno Sintético de Campana, ya con el grado de capitán, desempeñándose primero como auxiliar técnico de la dirección y luego de seis meses como jefe de producción.

Tan importante resulta la figura del coronel Argentino del Valle Larrabure, secuestrado y asesinado por el ERP en 1975, que el Ejército lo homenajeó en la Facultad de Ingeniería de la fuerza inaugurando con su nombre un laboratorio.


Ya han pasado 45 años del asesinato del coronel Argentino Larrabure, persona que padeciera un calvario, como resultarían ser sus 372 días de cautiverio, por lo que resulta importante otorgarle una visión más elevada y emotiva a su figura y trayectoria en la ciudad, por estar muy relacionado a lo ciudadano, a lo material y a lo convencional.


Bien merecido el reconocimiento que la sociedad campanense y no solo en Campana sino en otras ciudades de la Argentina.


En adelante, seguro que cuando se esté circulando por la calle/Av. Larrabure se sabrá quién ha sido está persona y el por qué ha quedado el nombre de esa avenida. Es así de sencillo. No hace falta destacar más la relevancia social que ha tenido para conseguir tan preciado privilegio y ver, al pasear por la ciudad, una calle dedicada a esa persona. Ya no caben dudas quien fue y porqué el coronel tiene una calle con su nombre.


*** (Infobae) “El sábado 10 de agosto de ese año –gobierno de Isabel Perón–, guerrilleros del ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo) coparon el motel Pasatiempo, primer paso para el ataque a la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos, Villa María, Córdoba.

A la una de la mañana del domingo 11, mientras en el casino de oficiales estaba por terminar una cena del personal –mayoría de civiles–, el soldado conscripto Mario Pettigiani, estudiante de arquitectura, cortó con una pinza el alambrado que rodeaba la fábrica, y entró por esa brecha un comando de 70 "erpianos" armados.
Uno de ellos preguntó por el director de la fábrica, teniente coronel Osvaldo Guardone, ausente, en su casa, dentro de la misma instalación militar. Fueron entonces por el subdirector, mayor Larrabure –estaba con su esposa, María Susana de San Martín–y el capitán García, ingenieros químicos, los secuestraron y los llevaron hacia un vehículo. García intentó fugarse, pero lo hirieron gravemente y lo abandonaron. En el breve combate murió un policía, hirieron a 7 militares, y los atacantes robaron 120 fusiles FAL, otras armas, y explosivos.

Larrabure fue encerrado en una celda, debajo de una mercería: Garay 3254 esquina pasaje Bariloche, barrio Bellavista, Rosario… Nunca más saldría de allí hasta su muerte: 19 de agosto de 1975, a los 372 días después de su secuestro, y a sus 43 años. Su cuerpo, envuelto en una sábana y una frazada, fue arrojado a un zanjón, cerca del cruce de la avenida Ovidio Lagos y la calle Muñoz”.


Claudio Valerio
© Valerius

Etiquetado como

Deja un comentario