Norte en Línea - La Centralidad de lo Interno

La Centralidad de lo Interno

La Centralidad de lo Interno
10 Dic
2019

A menos de 24 horas de que el Dr. Alberto Fernández asuma como nuevo presidente argentino en dupla con la Dr. Cristina Fernández de Kirchner como vice presidenta cabe considerar una serie de reflexiones que hacen a las necesidades concretas del país y su relación geopolítica con los distintos actores mundiales de poder.

La reconstrucción del alicaído mercado interno siendo la paulatina recuperación de su poder adquisitivo en todos los segmentos sociales permite doblemente dinamizar la industria liviana y la demanda de empleo siendo este ultimo eslabón virtuoso de la demanda agregada.


Consecuentemente se acelera el ritmo de recaudación impositiva que permite expandir las políticas publicas y re circular dicho dinero por dentro de las esferas estatales.


Asimismo, se debe alentar una política arancelaria inteligente con el objeto de preservar el circuito instaurado, pero permitiendo la incorporación de bienes y servicios estratégicos a la hora de evaluar una verdadera política de desarrollo.


Este proceso para que sea exitoso debe prever los saltos inflacionarios en un mercado donde una gran parte de su producción es cuasi monopólica o monopólica a través de pautas políticas claras entre dichos sectores productivos y el Estado.


Las experiencias anteriores en esta materia deben servir como ejemplo a la hora de emprender las políticas económicas por parte de la nueva administración pública.


En relación a la obtención de divisas para calmar los apetitos crediticios y eventualmente reformular una política industrial entrara en las negociaciones necesarias con los sectores afines donde pueda ser moneda de cambio ventajas impositivas internas a cambio de prestar su excedente a la imposición de retenciones, pero así también la geografía argentina y la ya capacidad instalada pueden propender a la obtención de dólares genuinos a través de la actividad turística.


El contexto mundial con una recesión en ciernes, un enfrentamiento comercial entre las dos mas grandes potencias y un clima de repudio hacia el Neoliberalismo no hacen a la esencia que existió allá por los años 2000 bajo la presidencia de Néstor Kirchner por lo tanto habrá que medir las expectativas públicas en relación a los resultados obtenidos.


La ascendencia de China debe ser medida y negociada para no afectar nuestra propia estrategia de desarrollo procurando la protección no solo de nuestro mercado sino de nuestros recursos naturales.


Quizás para el caso ruso son relaciones de carácter más político que económico o de intercambio entre ambos países, pero la mayor preocupación externa por su peso y volumen es Brasil que ha adquirido una actitud hostil hacia el país que puede condicionar las exportaciones por lo tanto se requerirán una fuerte astucia diplomática con dicho país para no afectar no solo nuestros propios intereses sino lo de dicho país también.


El legado teórico y practico de lo que fueron las presidencias peronistas en la Argentina tienen que ser el faro que permita vislumbrar un sendero que mancomune a los intereses de todos los argentinos y sobre todo de aquellos que todavía son renuentes a nuestros principios y objetivos.

Adelante-


Ezequiel Beer
Geógrafo UBA
Analista Político

Etiquetado como

Deja un comentario