La capitulación del gobierno macrista y los pasos hacia la reconstrucción nacional

La capitulación del gobierno macrista y los pasos hacia la reconstrucción nacional
19 Sep
2019

De la euforia y algarabía de esa noche de fines de 2015 fomentadas por expectativas ciudadanas hábilmente fogueadas por la reacción ante también ciertas dificultades de la anterior gestión gubernamental ahora nos encontramos con un presidente en fuga y gran parte de los argentinos en una situación desesperante de hambre y penuria.

La mentira cayo por su propio peso especifico y por las arduas condiciones materiales que se fueron forjando a lo largo de este periodo que toco de lleno en casi todos los sectores sociales y que encontró en las PASO su canal de des ahogo más allá de ciertas resistencias reales o fomentadas hacia la figura de Cristina Fernández.


Lo sucedido posteriormente es conocido ya por todos y de como la actual situación económica y financiera del país no puede ser aludida a la anterior gestión, sino que es de propio orgullo de la gestión actual.


Una geografía ya conocida por los argentinos mayores de 50 años que vivenciaron el Rodrigazo, dos Hiperinflaciones y la Crisis del 2001 tomando anticuerpos defensivos ante esta nueva debacle.
Tan solo menos de un 5 por ciento de la población estaba bajo los umbrales de la pobreza a principios de la década de los 70 para ahora pasar a las ultimas mediciones cercanas al 40 por ciento.


Este es el nuevo país, la nueva radiografía que espera a la Administración Fernández a partir del inicio de su mandato – será el 10 de diciembre o habrá capitulación – bajo condiciones externas adversas y de claro contexto recesivo y proteccionista sin contar – quizás de azar – con precios externos alentadores que permitirían capitalizar al país.


La potencialidad argentina puede estar todavía presente pero va a requerir de un gran esfuerzo conjunto en un plano de 20 años de trabajo persistente y de estabilidad política para re crear un ciclo de crecimiento endógeno donde la producción y el trabajo llamen al empleo y al consumo y desde allí desalojar las paupérrimas condiciones sociales de una inmensa mayoría de argentinos.


Una debida explotación de los ingentes recursos naturales alojados a lo largo del territorio también puede dar una expectativa positiva ante la demanda oriental que por cierto debemos señalar que no tiene la potencia de hace una década por variados problemas internos.


El mundo esta estanca dado y no crece salvo la especulación financiera que todo indica que en pocos años pueda ser origen de una nueva crisis sistémica que afectara de sobre manera a aquellos países mas expuestos en sus finanzas exteriormente.


Mientras que la falta de poder adquisitivo y las políticas de austeridad afectan a gran parte del mundo occidental al estar el excedente focalizado en lo financiero y no en lo productivo la respuesta política todavía espera.


Argentina nuevamente da una esperanza en ese sentido al reconstituirse el movimiento peronista en su conjunto en combinación con otras fuerzas sociales tendientes en dejar atrás esta especie de versión neoliberal oligárquica que saqueo en solo 4 años a la Argentina.


Como podrán el resto de las fuerzas conservadoras de la región constituirse en poder siendo uno de sus principales países el eje de su derrota abriga esperanzas de re incidir en un ciclo progresista regional a la espera de la resolución de la crisis brasileña y de la libertad de Lula.


Ya México dio un paso casi decisivo que con el compas de Argentina en 2 puntas continentales pueda dar el abrazo final al continente.


Cual será la estrategia del Departamento de Estado de los EEUU ante este nuevo contexto más allá de una re elección de Trump o de un simple re cambio de color por parte de los dos partidos hegemónicos.
Seguirá vigente la Doctrina Monroe América para los americanos.


Solo interrogantes.


Por Ezequiel Beer
Geógrafo UBA
Analista Politico

Etiquetado como

Deja un comentario