Norte en Línea - En El Nombre de la Libertad

En El Nombre de la Libertad

En El Nombre de la Libertad
16 Sep
2021

Los acontecimientos políticos de la Argentina de 1955 nos hacen mas que enlutar la historia reciente desde el baño de sangre producto de un bombardeo cobarde hasta coronar el derrocamiento definitivo del presidente constitucional el Gral Juan Domingo Peron.

Hoy conmemoramos el registro de 66 años de aquel trágico suceso que dio sin dudas a la cadena en descenso del porvenir argentino bajo un espiral que hasta el dia de hoy conlleva sus consecuencias.


Quizas el país dio el punta pie de lo que décadas mas tarde se conoció como Neoliberalismo al reaccionar violentamente contra las clases trabajadoras finalmente desafectadas de derechos sociales y laborales siendo sus ingresos a la baja constante.


La insignia filosófica del Peronismo – que hasta hoy perdura aun en jóvenes – fue la insignia a hostigar pues la contrastación que este fenómeno cultural y político único hace de la realidad quizás no ha sido posible ser vencido por las fuerzas reaccionarias que veían temer por sus privilegios de clase y por una inteligencia que pretendio montarse sobre las masas muchas veces excluidas y que Peron dio conciencia de su condición de explotación.


Este hecho no es perdonable por ninguna oligarquia pero la resistencia posterior y que se revitalizo en sucesivos momentos hacen de ello un resabio constante que hace de la clase trabajadora argentina una de las mas organizadas hoy sobre todo a partir del funcionamiento de sus tan “ criticados “ sindicatos.


Nuestra legislación sindical esta a la vanguardia del mundo siendo sus bases las heredadas por las políticas de los gobiernos peronistas.


Que mas decir de las mas de 75 000 obras publicas – que hasta hoy perduran – surgidas de dichos gobiernos y de la política integral que afecto cada uno de las Areas de un Estado que hubo que construir.


La afamada “ libertad “ liberal desconoce que solo recién a partir de la liberación de las necesidades de reproducción de los hombres es que podemos liberarnos de aquellas cadenas que nos doblegan a la satisfacción de necesidades ajenas nucleadas en el lucro económico.


Ya desde la década del 50 nutridos intelectuales europeos hostigaron la figura del Estado homologado al cercenamiento de “esa “libertad pero la contingencia ha demostrado que a lo largo de esas décadas entre los años 40 y 70 fue gracias a esta entidad que fue posible el ascenso de las clases trabajadoras y medias a nivel mundial.


No obstante y solo gracias a la llamada resistencia peronista se pudo amortiguar los efectos de dichas políticas y se pudo restituir la figura del General con todos sus honores.


Nuevamente se levanta en la Argentina la figura de la “ libertad “ como valor intrínseco afectado por políticas ajenas a su valor pero quizás un mundo sin Estado es el mundo sugerido donde el Capital y su acumulación infinita doblega la verdadera libertad de los hombres de ser libres.

Por Ezequiel Beer

Etiquetado como

Deja un comentario