Norte en Línea - El pan en la base

El pan en la base

El pan en la base
03 Jul
2020

Como si fueran manos reunidas para dar de comer, manteniendo cálido el alimento y brindándose en lo culinario para apapachar al corazón y al estómago, desde La Casa Panne Cook crean simolismos gastronómicos.

¿Alguna vez comiste en un plato que, a su vez, pudieras ingerir? Pan Cook, Bread Bowl o Pan Bowl es una mini hogaza de pan de unos 15 centímetros de diámetro que se utiliza para servir, previamente vaciada, algún guiso, sopa o una crema para dipear. En La Casa Panne Cook utilizan un pan de campo, que tiene una corteza consistente, pero crujiente, para que no se desmorone cuando se colca el relleno en el interior. Intentab además dejar la menor cantidad de miga en su interior para que no resulte muy pesado y para terminar colocan la tapa del pan que han extraído para poder vaciarlo de modo que ayude a que se mantenga el calor.

Tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, que parece ser donde se inventó la idea, forma parte indispensable de las cartas. El queso fundido o los estofados son el principal relleno. Aunque en Francia también se utiliza para servir la mítica sopa de cebolla.

Lo genial de este plato es que no hay ningún tipo de reglas para comerlo. Es decir, que se puede utilizar desde una cuchara, un tenedor o ayudándose del propio pan. Porque al fin y al cabo, lo más importante es que se disfrute.


Pan como cacerola
El concepto es pan de campo en forma de cazuela, servido con el relleno que elijas. Siempre acompañalo con papas rústicas al romero o nuestra ensalada de hojas verdes, semillas y tomate concasse

La oferta es acotada, pero muy solvente: strogonoff de ternera con cebolla, morrón y tomate en reducción de vino tinto y crema de leche con pereji; strogonoff de pollo con cebolla blanca y de verdeo, ajo y potobello salteados en reducción de vino blanco y crema de leche con perejil; pollo al curry con cebolla blanca y de verdeo, tomates salteados con reducción de vino blanco y salsa de curry con cilantro; a caballo, flielte de ternera, morrón, tomates y cebollas asadas con reducción de vino tinto, perejil y huevo frito; y vegetariano con espinacas, cebolla y portobellos salteados en reducción de vino blanco, rocotta, crema de leche y albahaca.

Dejarse llevar, nadar en la cazuela de pan y sorprenderse con el fondo de la olla.

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/ , Instagram @flavia.tomaello

Etiquetado como

Deja un comentario