Norte en Línea - El método Feynman: la mejor técnica para aprender que usan los gigantes de los negocios

El método Feynman: la mejor técnica para aprender que usan los gigantes de los negocios

El método Feynman: la mejor técnica para aprender que usan los gigantes de los negocios
19 Nov
2020

Vivimos en una Nueva Normalidad y más allá de los deseos de muchos de nosotros que “las cosas vuelvan a ser como antes”, la historia de la humanidad nos dice todo lo contrario: mucho de lo que vivimos hoy y entre ellos la revolución tecnológica y virtualidad de “casi todo” vino para quedarse.

Hoy, más que nunca, APRENDER nuevos skills y DESAPRENDER otros se volvió la habilidad más necesaria para los próximos 5 años.


El mejor método para aprender cualquier cosa:
Si buscas una forma de potenciar tu aprendizaje la Técnica Feynman podría ser la mejor manera de aprender absolutamente cualquier cosa. Exploremos el método que utilizó el físico ganador del premio Nobel Richard Feynman para asegurarse de que entendía todo lo que estudiaba mejor que nadie.


¿Quién era Richard Feynman?
Fue un genio. Vivió de 1918 a 1988. Dejó su huella como un genio original, comenzando con su trabajo en el Proyecto Manhattan a los 20 años, ganó un Premio Nobel por su trabajo en el desarrollo de la comprensión de la mecánica cuántica, y finalmente como un muy querido profesor de física en Caltech.


“El primer principio es que no debes engañarte a ti mismo, y eres la persona más fácil de engañar”.

El método de pensamiento de Feynman fue desarrollado por un hombre que rechazó la sabiduría convencional en todo momento y que trató de construir su computadora mental desde cero, transformando su técnica en la más usada y efectiva forma de aprender utilizada por empresarios como Elon Musk, Larry Page y Jeff Bezos, entre otros.

Existen cuatro pasos para la técnica de aprendizaje del Método Feynman:
1) Elija un concepto sobre el que quiera aprender;
2) Imagina que lo estás enseñando a un alumno de sexto o séptimo grado;
3) Identifique las lagunas o gaps en su explicación;
4) Revise y simplifique hasta que queden los elementos esenciales;


¿Cómo podemos aplicar la técnica de Feynman?
Paso 1: enséñelo a un niño
● Saque una hoja de papel en blanco. En la parte superior, escriba el tema que desea aprender, y luego, escriba todo lo que sabe sobre el tema que desea comprender como si se lo estuviera enseñando a un niño.

Resulta que una de las formas en que nos engañamos a nosotros mismos es que usamos un vocabulario complicado y esto enmascara nuestra falta de comprensión. Cuando escribe una idea de principio a fin en un lenguaje simple que un niño pueda entender, se obliga a comprender el concepto a un nivel más profundo y simplifica las relaciones y conexiones entre ideas. Algunas consultas a tener en cuenta para utilizar la ténica: ¿Qué entiendo y transmito con claridad?; ¿Qué es confuso?; ¿Dónde están los gaps o “lagunas” de lo que quiero aprender?; ¿Que descubrí que aún no sé?; ¿Qué tengo que investigar más?


Paso 2: revisión
Solo cuando encuentre lagunas en su conocimiento, cuando olvide algo importante, no sea capaz de explicarlo o simplemente tenga problemas para pensar en cómo interactúan las variables, puede realmente comenzar a aprender.

Ahora que sabe dónde se quedó atascado, vuelva al material original, investiga un poco más o busca ayuda y vuelva a aprenderlo hasta que pueda explicarlo en términos básicos. Solo cuando pueda explicar su comprensión sin jerga y en términos simples, podrá demostrar su comprensión. Este es el trabajo necesario para aprender, y omitirlo conduce a la ilusión de conocimiento.

Identificar los límites de su comprensión también limita los errores que puede cometer y aumenta sus posibilidades de éxito al aplicar el conocimiento.


Paso 3: organizar y simplificar
Ahora tienes un conjunto de notas hechas a mano. Revíselos para asegurarse de no haber tomado prestada por error ninguna jerga o lenguaje técnico. Organícelos en una narrativa simple que pueda contar. Léelo en voz alta. Si la explicación no es simple o suena confusa, es una buena indicación de que su comprensión en esa área aún necesita algo de trabajo.

Si sigue este enfoque una y otra vez, terminará con una carpeta llena de páginas sobre diferentes temas que te interesan o nuevos skills. Si se tomas el tiempo suficiente con esta técnica podrás adquirir entre dos o tres nuevos skills por año.
¿Crees que en 12 meses con 3 skills nuevos estarías en el mismo lugar que hoy y con los mismos resultados? Estoy seguro que no.


Paso 4: transmitir
Si realmente quiere estar seguro de su comprensión, enséñaselo a alguien (idealmente que sepa poco del tema). La prueba definitiva de su conocimiento es su capacidad para transmitirlo a otro.


Una Historia personal
Les cuento una historia personal de mis vivencias aplicando este método. Lo empecé a usar en los primeros años de mi carrera comercial como herramienta para crear las presentaciones a posibles clientes sobre mis productos.


Llevaba adelante cada uno de estos pasos:
• Se lo explicaba a mi hija y si ella no entendía o si usaba palabras muy técnicas, o si aburría, volvía para atrás y buscaba más claridad, más simpleza, menos pasos, una mejor y más efectiva narración hasta llegar a un momento que ya no había nada más para quitar.
• Ahí era cuando tenía la presentación lista para hacer.


¿Los resultados?
A pesar de ser un ingeniero introvertido sin experiencia alguna en ventas (era casi una “rata de laboratorio”) esta metodología me ayudó para mantenerme en la cima de la profesión durante casi 20 años.


No le pongas fecha de vencimiento a tu carrera
En esta Nueva Normalidad no hay opciones si queremos reinventarnos y sobrevivir en un mundo alocado y voraz. El aprendizaje continuo es el único camino para que no nos pongan “fecha de vencimiento” y la técnica Feynman está más vigente que nunca.


Por: Fernando Colosimo, Consultor en Generación de Nuevos Negocios.

Etiquetado como

Deja un comentario