Imprimir esta página

El Gran Coreógrafo

El pastor oía una hermana que se lamentaba de estar completamente perdida en su vida. "Yo nunca sé lo que hacer y ni adonde ir. Todo lo que hago es equivocado y siento que los lugares que frecuento no son adecuados para mí, que soy una cristiana".

El pastor le dijo: "Es una bailarina de ballet, ¿verdad?, se somete a un coreógrafo que le enseña los pasos ciertos y el ugar donde debe estar en un escenario. Entonces, deje que el Gran Coreógrafo, Jesucristo, dirija todos sus pasos y la coloque en el lugar correcto, en la hora cierta... Haciendo Su voluntad, su vida será organizada y sus días serán de plena felicidad."


Cuando Jesús comanda nuestros pasos y actitudes, no nos sentimos perdidos, no nos inquietamos con los lugares donde vamos, no nos confundimos con las decisiones a tomar. Él es el Coreógrafo divino, el Comandante que sabe dirigir nuestro caminar, que nos enseña a brillar en el escenario de la vida.


Cuando nos entregamos en las manos de ese maravilloso Coreógrafo, el Cielo aplaude nuestra actuación, nuestros amigos nos saludan y el cuerpo de baile de los correctos se vuelve cada vez mayor.


¿Sus pasos están de acuerdo con las enseñanzas de Cristo?

Por Claudio Valerio

Etiquetado como