Norte en Línea - Coronavirus y Fortalecimiento del Capitalismo

Coronavirus y Fortalecimiento del Capitalismo

Coronavirus y Fortalecimiento del Capitalismo
30 Mar
2020

Desde el agravamiento de la crisis de Coronavirus algunos de los más importantes pensadores en materia económica de distintas latitudes, a la mayoría de los cuales reconozco como mis propios maestros en mi formación intelectual, han expresado la certeza que esta pandemia determinará el fin del neoliberalismo. Estas opiniones revelan en mí entender una enorme ingenuidad o una dudosa intención.

En primer lugar no se puede estar contra el llamado neoliberalismo y no decir una palabra o no augurar o desear el fin del capitalismo. El denominado neoliberalismo no constituye una desviación casi patológica del capitalismo. El neoliberalismo es la expresión actual de las nuevas formas que asume el capitalismo en su evolución y desarrollo histórico y expresan una adaptación necesaria en el marco de ese recorrido.

El capitalismo en su esencia no se modifica, sigue siendo el mismo: maximización de la rentabilidad, tasa de ganancia, reproducción simple y ampliada del capital, valor de uso y valor de cambio, la transformación de todo en mercancía, plusvalía, plusvalor, circulación de capital y en particular la construcción de un marco social, económico, fiscal, jurídico e ideológico y una construcción de la historia particulares que hacen a su singularidad. Sin embargo el capitalismo actual no es el mismo que conocimos en épocas de su advenimiento a la salida del mercantilismo, tampoco es el que conocieron, describieron y analizaron Adam Smith y David Ricardo, no es el mismo que caracterizaron magistralmente Karl Marx y Federico Engel, no es aquel del cual dio cuenta Vladimir Lenin, ni siquiera es el mismo sobre el que trabajaron Paul Samuelson o John Maynar Keynes. La nuevas formas que asume el capitalismo moderno, manteniendo su esencia toma nuevos caminos que lo fortalecen: priorización de la renta financiera, deslocalización productiva , apropiación del renta de circulación material (privatizaciones), globalización, ampliación de mercados, monopolio de los medios de comunicación y las redes sociales, desarrollo de nuevos instrumentos de dominación, armamentismo y amenazas de bloqueo o invasión , reinvención de una nueva geopolítica, hacer de la dependencia y la dominación su principal objetivo sólo por tratar de ilustrar algunas de sus nuevas facetas que muestra el sistema capitalista.

Pensar que un virus puede generar una revolución es otorgarle a los gérmenes que lo conforman el valor de masas enardecidas en la Plaza del Palacio esperando para entrar a la residencia invernal de los Zares.

Una tan profunda transformación como lo sería la caída del sistema capitalista jamás puede ser producida por un fenómeno biológico. Este cambio requiere o bien de transformaciones sociales llevada adelante por un pueblo que haya tomado verdadera conciencia de su protagonismo. Esto requiere de un largo proceso de educación racionalista y un profundo cambio cultural donde los sectores bajos y medios de un sociedad adquieran conciencia de sus derechos, de la raíz de sus penurias, con conciencia de clase y deseo de transformaciones profundas ( Revolución).

La otra alternativa es la existencia de una clase dirigente que se transforme en una avanzada de los cambios sociales, económicos y políticos existentes. Creo, contra mis deseos, por el contrario y el de muchos colegas que lamentablemente el sistema capitalista saldrá fortalecido de esta pandemia.


Por Luis A. Yanes.
Geografo.
Profesor Titular. UBA

Etiquetado como

Deja un comentario