Norte en Línea - Coronavirus: herramientas ante la incertidumbre

Coronavirus: herramientas ante la incertidumbre

Coronavirus: herramientas ante la incertidumbre
31 Mar
2020

“Muchas veces la sombra es más grande que el bicho”, es un dicho popular psicológico que nos acerca la incertidumbre en momentos de crisis, como la que está viviendo el mundo con relación a la pandemia de COVID-19.

La batalla contra el coronavirus conlleva paralelamente una batalla psicológica de toda la población para afrontar, además de las situaciones de estrés y ansiedad que pueden provocar las noticias sobre el avance del COVID-19-, el cambio radical que ha sufrido repentinamente la vida de las personas a partir del aislamiento obligatorio.

Para alumbrar esa sombra, psicólogos en emergencias recomiendan una serie de hábitos para amortiguar efectos que genera la incertidumbre y el aislamiento social: ansiedad, pensamientos negativos, violencia, y trastornos alimenticios y de sueño:

Hábitos y rutinas: Planear con la familia un cronograma de actividades. Estructurando el ocio, las tareas, la limpieza del lugar, las comidas, ejercicios físicos, y el sueño.

Planificar la alimentación: Administrar los horarios de comidas, dado que la ansiedad tiende a desestructurarnos.

Ejercicios físicos: Armar una rutina de ejercicios, aunque sea mínima, ayudará a nuestro sueño, humor, y defensas. Los tutoriales son de gran ayuda para planificar diferentes esquemas de ejercicios con el objetivo de tener activo el cuerpo y en funcionamiento el cerebro.

Exponerse al sol: Siempre que se tenga la oportunidad, lo ideal para completar una jornada saludable es exponerse al sol entre diez y quince minutos al día, junto a una ventana, balcón, terraza o patio donde incidan directamente los rayos solares.

Lazos virtuales: Organizar charlas virtuales con amigos y/o familia. Permite generar sensaciones de acompañamiento. Vital, si tenemos allegados mayores.

Crear ámbitos privados: Generar momentos de soledad. Permitir a los integrantes de la familia tener momentos propios, en tiempo y espacio.

Infoxicación: Administrar el consumo de información, más allá que sea verdadera o falsa. Consumir lo necesario, evitando ideas o circulaciones paranoides. Con respecto a este consumo, recomendamos empezar a medir el reenvío y circulación de audios, videos y memes, para colaborar democráticamente con las deficiencias que los servicios de internet y banda puedan tener.

Elegir un momento de charla de conflictos: No abordarlo ni bien surge. Es recomendable elegir un momento posterior para charlarlo.

Incursionar en la práctica de la meditación: Si bien no está en los hábitos occidentales, se recomienda dedicarles uno minutos a la meditación. En este caso también los tutoriales pueden ser de gran ayuda para interiorizarse, y ya la ciencia muestra sus aportes. Es un buen momento para incurrir en lo desconocido.

Acciones de voluntariado: Las acciones que tengan que ver con la ayuda a un otro (vecino, adulto mayor, con una compra o trámite, o un simple llamado), nos genera sensación de trascendencia y bienestar.

De nosotros puede depender llevar esta situación de la mejor manera posible. Dando luz al virus de la sombra.

Por Guillermo Miguenz, especialista en Psicología Social y Comunicación Social
Guillermo Miguenz se desempeña como Psicólogo Social y Comunicador Social en el Club Quilmes, en el espacio “Dinámicas”, como parte del programa de entrenamiento con las categorías juveniles del club. Miguenz se especialista en el desarrollo y dinámica de las interacciones grupales, y en la necesidad de una buena comunicación en el deporte.

Etiquetado como

Deja un comentario