Norte en Línea - Cómo lograr el éxito profesional: cuándo decir “SI” y cuándo decir “NO”

Cómo lograr el éxito profesional: cuándo decir “SI” y cuándo decir “NO”

Cómo lograr el éxito profesional: cuándo decir “SI” y cuándo decir “NO”
09 Ago
2021

El dilema de la elección. Aplicar el principio de “Si a todo hasta que tengas que decir No"

Una de las cosas más difíciles relacionadas con el mundo de los negocios y la carrera profesional es saber a qué cosas tenes que decir que SI y a qué cosas NO y aprender esto, puede ser la diferencia entre una carrera profesional exitosa o una “estancada” o “zombie”.


Al principio de la carrera profesional, se deben aprovechar todas las oportunidades que se puedan, de modo que se diga que sí a todo. Incluso las cosas que parecen un poco tontas, inútiles, raras o inconvenientes. En este caso, decir que sí ayudará a tener otra actitud e impronta porque nunca se sabe qué puertas se abrirán en el futuro.

Luego, a medida que una persona comienza a desarrollar sus habilidades y reputación, empieza a encontrarse en situaciones en las que tiene más oportunidades de las que necesita. Aquí, es cuando uno empieza a decir estratégicamente "no".


Al decir "no", un individuo puede concentrarse solamente en las oportunidades que presentan la mayor ventaja y llegar más lejos y más rápido. Con el tiempo, llega a un punto en el que se ve obligado a decir "no" a casi todas las oportunidades.


El principio de “di que sí hasta que tengas que decir que no” no solo funciona en los negocios, sino en muchas áreas de la vida. Aquí algunos ejemplos:
• Si te mudas a una nueva ciudad y queres hacer amigos, di que sí a todo hasta que seas tan popular que puedas empezar a decir no a las invitaciones de fiestas y/o reuniones;
• Si estas tratando de descubrir en qué eres bueno o qué te encanta hacer, di que sí a todo hasta que te veas obligado a empezar a decir que no. Eventualmente, te quedarás con lo que más te importa.


¿Cuáles son las habilidades para decir "sí" y "no"? La mayoría de las personas tienden a ser naturalmente buenas para decir "sí" o decir "no”, pero pocas personas son naturalmente buenas para decir ambas cosas.


Aquellos que luchan por decir "no" se convierten en personas que complacen a otros. Tendrán una vida social ajetreada y muchas oportunidades profesionales, pero como no pueden eliminar lo que no es importante para ellos y no están dispuestos a decepcionar a los demás, a menudo se sienten "atrapados" en una vida que no tenían.


Las personas que luchan por decir "sí" son contrarios y solitarios. A menudo, se sienten inteligentes y superiores porque son capaces de detectar correctamente las tonterías. Pero, debido a que no pueden confiar y comprometerse por completo, luchan por construir algo de lo que están orgullosos.


Ser incapaz de decir "no" le dará muchas oportunidades a corto plazo, pero gradualmente lo desgastará a largo plazo. Ser incapaz de decir “sí” eliminará la mayoría de las oportunidades a corto plazo, pero ocasionalmente vale la pena detectar algo que todos los demás se perdieron.


El secreto es conocerte a vos mismo: ¿sos de “Si fácil” o de un “No duro”? Una vez identificado, solo resta girar gradualmente hacia el otro lado. Finalmente, tu carrera y tu vida dependerán pura y exclusivamente de estas elecciones para alcanzar el éxito tanto profesional como en los negocios.

Por: Fernando Colosimo, Consultor en Generación de Nuevos Negocios

Etiquetado como

Deja un comentario