Alimentos de tendencia tecnológica

Los productos IV y V gama forman parte de un mercado relativamente nueva que crece rápidamente se perfila como una de las áreas más prometedoras en el rubro.

Muchos ya han oído hablar de los productos de IV y V gama sin encender exactamente de qué se trata. Los productos IV gama (frutas y hortalizas mínimamente procesadas) y V gama (platos preparados con aplicación de temperatura) forman parte de un mercado relativamente nuevo que responde a los cambios de los patrones de consumo en la sociedad. La demanada de productos alimenticios de alta calidad, saludables y seguros con consumo fácil o preparación sencilla han acelerado el crecimiento de estos productos. Entre ellos, los productos de V gama son una solución muy sencilla para quienes deben llevar adelante un comedor en una empresa, para emprendimientos hoteleros o para el consumo cotidiano. Por este rango amplio de beneficiarios es que su crecimiento es tan fuerte alrededor de todo el mundo.


Son alimentos de grancalidad nutricional y también de sabor y gusto (incluso, es difícil distinguirlos de los caseros y recién hechos). Por esto, están ganando terreno en el mercado de las comidas listas para consumir pues son una opción sana y práctica, tanto para el cotidiano como para celebraciones y fiestas.


La clave de estos productos es que utilizan tecnología de última generación y, al mismo tiempo, están hechos de manera artesanal con recetas tradicionales o de vanguardia, según lo que el consumidor busque. Además, no usan aditivos ni conservantes, por eso son tan apreciados por los clientes.


¿Cómo logran no utilizar conservantes? La primera exigencia está en la materia prima que debe ser de la más alta calidad, pues los sabores se conservan llegando al plato como si recién se hubiera horneado. Otro punto importante es que cada preparación es pasteurizada suavemente durante la cocción en el horno. Estas características convierten a estos alimentos en una alternativa muy apreciada por hoteles y restaurantes, pues pueden tener platos ya preparados que personalizan en el momento de servir.


Una de las mayores virtudes de los platos de V Gama es que es muy difícil detectar cuál pertenece a esta categoría y cuál fue horneado de la manera tradicional y en el momento. Es que su sistema de producción es tan cuidado (incluyendo la higiene y el control) que garantiza su sabor, textura, cualidades organolépticas y, por supuesto, la seguridad para la salud del consumidor. La higiene extrema es uno de los puntos salientes de los alimentos de quinta gama, ya que están controlados de manera de conservar al máximo las características del producto, que permiten que la regeneración de estos platos sea muy fácil y que al comerlos, parecen recién hechos.


Todo lo expuesto hace que las preparaciones de V gama sean funcionales, sobre todo para quienes corren tras los ritmos agitados actuales. Además, las recetas son tan variadas que es imposible aburrirse, pues van desde las de la abuela hasta sofisticadas combinaciones. Incluso, quien esté pensando en un catering para una fiesta puede elegir platos realizados con esta modalidad.

En el mercado europeo esta propuesta ya está aceptada entre los consumidores y los comerciantes. Por su parte, en la Argentina está creciendo de manera firme. Desde los realities, las cartas y las propuestas de los mercados los platos elaborados son una tendencia a la hora de pensar en disfrutar una buena cena o encuentro con comida de por medio. Y, en este sentido, los alimentos de V gama son grandes aliados. Y esto no es casual. Es que el valor agregado de estos platos es que pueden ser recetas creadas por chef de alta cocina y que cada consumidor puede disfrutar a diario, a un costo considerado y con un sabor y textura como si estuviera recién hecho. Estos platos de autor tienen un proceso específico que les permite conservarlos intactos, no importa qué ingredientes y estilos de cocina se elija. Los platos son pasteurizados con un calor suave, que conserva la textura, el sabor y las propiedades de cada alimento. Países como Francia y España, famosos por su cultura gastronómica, están a la cabeza de esta movida pues los chef más importantes de allá han lanzado sus líneas de quinta gama o crearon platos especiales para alguna firma.


Estos profesionales por lo general dividen sus producciones en dos: una más cotidiana y otra para darse gustosos banquetes; ambas con los toques tradicionales de esas regiones. Así, por ejemplo, entre los platos españoles de casa es fácil encontrar croquetas, sopas, fideos con albóndigas, pastas rellenas y más, mientras que para ocasiones especiales se puede conseguir desde milhojas de bacalao en salsa con berberechos hasta las sabrosas tortillas mediterráneas o la típica paella.


Cuando se los consulta, los cocineros concuerdan en decir que eligen este tipo de alimentos pues quieren facilitar la vida de las personas, que todas puedan comer comida de calidad, sabrosa y con buenos aportes nutricionales. Además, así le acercan a la gente una variedad de platos que en el día a día muchas veces se pierde.


Este mercado que no cesa de asombrar, apunta a los solteros que tienen poco tiempo para resolver sus comidas diarias, a las madres que deben alimentar a toda la familia y trabajar al mismo tiempo y también a distintos negocios que pueden así ofrecer platos gustosos a bajos costos para ellos y los clientes.


A veces, cocinar es un problema de tiempo. Y la comida rápida no es ni la más saludable como la casera ni tan rica como los platos gourmet. Tener un chef en casa es una de las posibilidades para comer rico y sano. Pero qué pasa con los costos? Desde hace un tiempo, es posible tener en nuestra mesa comida gourmet a un costo razonable. Esto es a partir de la aparición de nuevas tecnologías gastronómicas y a los alimentos de quinta gama. Estos últimos avances en los métodos de cocción, pasteurización y conservación permiten que los consumidores puedan comprar platos elaborados de alta calidad para su mesa de todos los días.


Esta característica explica por qué hoteles y restaurantes se están inclinando por adoptar este método que permite que las recetas gourmet puedan sumar rapidez a la hora de la comida. Y también ofrecen la posibilidad de un precio razonable.Este tipo de comida tiene una ventaja que está en el costo, que la hace accesible para distintas capas de la población, ya que incluso son menos costosas que las opciones de comida rápida que se suele consumir cuando el tiempo es poco.

Por Nicolás Peria, Socio de Gama Gourmet ( www.gamagourmet.com.ar ).

Deja un comentario