Norte en Línea - Marina Eleonora Rubio: “La novela Aunque venga de afuera es despiadada pero con una ternura indeclinable”

Marina Eleonora Rubio: “La novela Aunque venga de afuera es despiadada pero con una ternura indeclinable”

Marina Eleonora Rubio: “La novela Aunque venga de afuera es despiadada pero con una ternura indeclinable”
28 Sep
2022

Así describe la autora a su nuevo libro, galardonado por la Bienal Nacional del CFI, de la mano de Azul Francia Editorial, que se presentará mañana jueves 29 a las 20 en Casa Brandon. En este mano a mano, nos cuenta detalles sobre la obra.

-¿De qué se trata tu nuevo libro?
-“Aunque venga de afuera” es mi primera novela después de incursionar en el mundo de la poesía y la fotografía con el libro, 'PD: Se llama Iván' (Edición Rodolfo Temperley) en 2010. Sobre el tono y el argumento del libro, me gusta mucho cómo lo describió el escritor Mariano Quirós, así que prefiero remitirme a sus generosas palabras: “Aunque venga de afuera es una montaña rusa bella y trastornada: una mujer que avanza en un día a día frenético, entre formas de amor dispares, amistades firmes o más bien difusas, entre el omnipresente alcohol y las pastillas. Una mujer que no se calla nada para no dejarse aturdir por el silencio. Desde la potencia abrumadora de su prosa, Marina Eleonora Rubio crea una novela de apariencia despiadada por el carácter crispado y la tensión que oprime a los personajes. Pero, como música de fondo -en el trajinar de su protagonista, en sus caídas y sus redenciones- resuena siempre una ternura indeclinable”.


-La novela, previo a esta presentación venidera, ganó un premio, ¿cómo surgió ese reconocimiento?
-Sí, fue en 2017, cuando gané el tercer premio en la Bienal Nacional del Consejo Federal de Inversiones. De hecho, la descripción que mencionaba antes de Mariano Quirós fue en el marco de la selección de los ganadores, ya que él era miembro del jurado y esa fue la forma en que describió a la novela.


-Estás cerca de la fecha de presentación ¿cuándo será y por quiénes estarás acompañada?
-Estoy con mucho entusiasmo por la presentación que será este jueves 29 a las 20 en la maravillosa Casa Brandon (Luis María Drago 236- CABA) con entrada libre y gratuita. Además me siento feliz porque será presentada por Santiago Craig, un escritor a quien quiero y admiro, y por la escritora Francisca Mauas, quien impulsa Azul Francia, editorial del libro.


¿Cómo surge tu interés por la escritura?
-Escribo poesía desde los cinco años, apoyada siempre por mi abuelo materno, quien fue corrector de estilo toda su vida y me transmitió el amor por la poesía y la literatura toda. Complemento la escritura con pintura y escultura, dos actividades que me hacen muy feliz. Además, coordino desde hace cinco años el taller de escritura @somostronador, lo que me permite conectar la escritura y la docencia, algo que significa un aprendizaje continuo.
Aunque ahora que lo pienso, el interés por la palabra hizo que estudiara licenciatura en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Rosario, ciudad de donde soy, aunque viva hace muchos años en Buenos Aires.


-¿Cómo viviste el proceso de escribir esta novela?
-Fueron dos años de pausa. Había dejado un trabajo de una enorme demanda de tiempo (coordinación de producción en televisión) y me senté a escribir, algo que hasta entonces no había podido hacer con regularidad. Desde entonces no paré. No pude parar, no quiero. Escribir es ahora el eje de mi vida.


-¿De qué manera surgió la idea y el perfil de los personajes principales?
-Alicia, la protagonista, fue asomando en el texto como una voz desconocida que seguí hasta dar forma a la historia a partir de su personalidad y ese irrefrenable deseo por comerse el mundo. A su lado, los personajes fueron creciendo en intensidad de acuerdo al vínculo con ella, a la forma en que Alicia observa la vida, en que la padece y la disfruta.


-¿Qué expectativas tenés sobre la recepción del público?
-Acompañar un tiempo sus vidas con la lectura. Y quede algo de ternura, porque el amor no sé bien qué es, pero la ternura sí. Y a veces falta.

Etiquetado como

Deja un comentario