Imprimir esta página

Jesse y Joy, En Diálogo con Longobardi

Jesse y Joy, En Diálogo con Longobardi Crédito de En Diálogo con Longobardi/CNN En Español
26 Ago
2019

“Vivimos en una época en que la música está enseñando mucho al mundo en términos de que ya no hay líneas fronterizas”.

Jesse Eduardo Huerta Uecke y su hermana, Tirzah Joy Huerta Ueck, o simplemente Jesse y Joy. Dos personas estimulantes, según la definición de Marcelo Longobardi, en un reportaje doble que repasa sus vidas, sus raíces, Venezuela, la sexualidad y el problema del racismo y la inmigración.


Sobre la influencia de su origen (padre mexicano y madre estadounidense pero de padres inmigrantes de Alemania y de Suecia) y la multiculturalidad:
Jesse: “Desde la comida cuando tú combinas algo dulce con algo agrio, la fusión de dos culturas diferentes con el paso del tiempo, más nos vamos dando cuenta la fortaleza de la diversidad, como enriquece la vida en general, la música, la comida, el arte.”
Joy: “Vivimos una época en la que la multicultural se festeja y se castiga un poco nosotros siendo mexicanos norteamericanos vimos obviamente la atención del clima político México Estados Unidos y al mismo tiempo es muy curioso por qué no hablemos de estereotipos ni más allá el simple hecho de ser mexicanos norteamericanos estas hablando de que todo América todo el continente americano es el resultado de la conquista es el resultado de tantas y tantas combinaciones como para que no vengan y se dibujan líneas y digan aquí no cabes por qué no eres puro eso fue porteña en otra vida


Su surgimiento como músicos:
Jesse: “Empezamos haciendo música, o jugando que hacíamos música en la casa: usábamos raquetas de tenis como si fueran guitarras, las agarrábamos con un cinturón como si fuera el strap de la guitarra, nos subíamos a la mesa cuando no nos veían papá y mamá. Yo volteaba cubetas de cocina, ollas con espátulas, con cucharas, como si fueran la batería y ponía música. Mamá ponía Creedence, Elvis, Aretha Franklin, Carpenters y por papá escuchábamos Pedro Infante, Los Panchos y me ponía a tocar, intentaba emular lo que escuchaba en la batería, de muchas de esas canciones, con la espátula de la cocina.”


Hijos de un pastor, la anécdota de cuando le dijeron que su música era de Satanás:
Jesse: “En la Iglesia fue cuando empezamos a jugar con instrumentos reales, nos quedábamos al final cuando ya se iban todos y descubrí una guitarra que estaba abajo del púlpito y estaba abandonada y descuidada. Había una bolsa en la ruta del parlante y tomé la iniciativa de sacarla, probarla, la conecté y sonaba distorsionada. Y en la Iglesia no tocaba nada con distorsión, era más solemne y empezaba yo a emular riffs de Santana. Una vez curioso estaba tocando una canción de Santana y entra un tipo y dice <que estás tocando eso de Satanás>. Yo le digo: <no, es Santana>, y empecé a jugar con piano, con batería, con eso y Joy, a su vez, desde que tengo memoria siempre cantaba. Recuerdo entrar a su habitación, yo soy 3 años y medio más grande que ella, y ella con 2 o 3 años sentadita con sus ositos de peluche, las muñecas, y cantándoles”


Sobre la creatividad y la educación:
Jesse: “Como decía Picasso, Todos los días nacen artistas y cómo van creciendo cierto paradigma va uno olvidándolo.”
Joy: “Al final del día, lo piensas la forma en que el mundo se ha desenvuelto en los últimos años, ha sido todo en cajas. Todo en cierta forma tiene que ser A, B o de cierto color. Me encanta una imagen de un elefante, una jirafa, un pez en una pecera, un simio, un león, una cebra y lo hacen como si fuera una escuelita. La tarea que tienen es trepar el árbol, entonces tienes al pez en la pecera que tiene que trepar al árbol, tienes a la cebra, al león. Todos tienen distintas capacidades pero si a todos les pones que hagan cierto tipo de actividad, no estás aprovechando las virtudes que tiene cada uno. Y creo que eso pasa mucho a la hora de educar, que todos caemos en un sistema. Obviamente la escuela es necesaria, no es que diga que no, pero también la historia se sigue contando de forma equivocada, la historia se sigue contando en beneficio de los conquistadores en su momento. Y es muy fuerte porque en vez de romper ciertos patrones, conforme va pasando el tiempo, hay generaciones que como las que están creciendo ahora que ya están poniendo en cuestión muchas cosas y me parece maravilloso.”


Sobre la diversidad y como ven lo que está pasando con el mundo, con el supremacismo blanco, con Trump y lo que pasa en Estados Unidos y México:
Joy: “Hay muchísimos temas aquí a tocar, podemos pasar horas hablando de este tema porque es invariable mencionar el muro sin que también hablemos de la polémica en la frontera de México y Centroamérica. Para Jesse y para mí es un poco más fácil hablar de México y Estados Unidos porque tenemos las dos nacionalidades, como entrar en la polémica México-Centroamérica, porque siempre decimos a nuestros amigos y nuestros colegas que no podemos exigir a un país que nos trate con más dignidad si nosotros no hacemos eso a nuestros vecinos. Sin embargo como mexicanos-norteamericanos nos parece ridículo, viendo la historia de Estados Unidos en qué fue basada y cómo fue hecha. Mencionamos hace rato la multiculturalidad, a mí me parece muy interesante que 95 por ciento de los habitantes de América (todo el continente), 95% de un 100 de muchos indígenas fue exterminado. Y ese 5 por ciento remanente, que ahora somos todos nosotros, somos una mezcla de todos estos conquistadores. Y hoy en día viene si dibujas estas líneas geográficas en las que uno pensaría que son muy fáciles de entender, sin embargo yo siempre digo: una persona no se va a ir de su país porque todos amamos nuestra patria, amamos nuestra cultura, amamos nuestra gente, nuestra comida, nuestros chistes, la camaradería. El irte de tu país de una manera forzada, yo siempre he pensado que la gente no deja su país por gusto, y mucha de esta gente que lo está dejando es por necesidad. Hablar de un muro es ridículo porque en primera instancia el muro ya existe, ya está por completo ahí. Vivimos en una época en que la música está enseñando mucho al mundo en términos de que ya no hay líneas fronterizas: tú ves las listas de popularidad, los charts y cada vez más nombres de distintos países, cada vez más en castellano en un mundo casi en su totalidad dominado por el habla en inglés. Y es maravilloso ver cómo la música está como rompiendo estos esquemas, creando puentes, y hay figuras como las que mencionabas, que empiezan a crear división. Y es una época en la que yo decía que el mundo es otro porque hoy en día tenemos el acceso a información que no se tenía antes, el mundo es otro en el sentido que también la gente ya no tenemos miedo a decir cosas en voz alta y eso funciona para bien o para mal, porque ya no existe lo políticamente correcto incorrecto la gente ya muchas veces hablar por hablar sin darse cuenta que podría herir a otra persona.”


Acerca de las redes sociales:
Jesse: “Es imposible ignorar lo que está sucediendo con las redes sociales para la juventud qué está constantemente en las redes sociales, es imposible ignorar lo que está pasando en las fronteras, lo que está pasando del otro lado del mundo, lo que se le está haciendo al planeta, por eso es que hay reacciones de las hijas, de las percepciones.”


Sobre la situación de Venezuela:
Joy: “Creo que Venezuela impacta al mundo. Yo siempre digo cómo es posible que, digamos que es una persona, porque sabemos que no es una persona, es un movimiento detrás. ¿Cómo pueden tratar de hundir a un país? Es súper fuerte ver la voluntad de los venezolanos que siguen saliendo a luchar, también lo que está pasando en Honduras, en muchos países, en Latinoamérica. Venezuela es un gran ejemplo, sin embargo el mundo en general está como que extremadamente polarizado. Lo repito: yo no puedo hablar mucho de Venezuela porque no conozco la versión de ambas partes, porque sé que está muy dividido. Lo que podemos hablar ahorita que mencionas lo de México y Estados Unidos algo que te puedo usar como ejemplo es Jesse y yo creciendo con papá y mamá: es el mejor ejemplo que tengo. Los vimos discutir tantas veces por cosas que nosotros entendíamos perfectamente y decíamos es que los dos tienen razón y los dos están equivocados, pero Jesse y yo crecimos con esas dos culturas pero no fue hasta ya mayores que entendíamos que era una diferencia de cultura, era una idiosincrasia.”


Sobre la vuelta del supremacismo racial:
Jesse: “Es algo realmente inconcebible para nosotros no existen palabras para titular ciertos actos”
Joy; “Me pasa que veo el mundo que estamos viviendo y yo me acuerdo de escuchar conversaciones creciendo cuando decían no puede ser que dejamos pasar el Holocausto, no puede ser que no sabíamos que estaba pasando. Y yo creo que sí sabían, porque la gente se fue enterando por periódicos por noticias. La gente sabía lo que estaba pasando, sin embargo hoy sabemos lo que pasa en Siria y ¿qué estamos haciendo? Porque no podemos ir personalmente a metemos a Siria, hay gente que lo hace y se arriesga la vida. Pero pasa ahorita lo mismo en Estados Unidos, poco a poco se están segregando. En la mañana había un quote de Anne Frank en que hablaba de cómo estaban separando a las familias, lo que pasa en Mississippi con los 680 deportaciones que hizo ICE, la más grande de la historia, y lo compararon justamente con lo que dijo Anne Frank: están sacando los niños de la escuela y sus padres no están. Y está pasando muy similar y yo digo: si la historia se repite, cómo no estamos haciendo nada al respecto.”


Sobre la revelación del matrimonio de Joy con otra mujer, al tener una hija, su valentía y el tema de la diversidad:
Joy: “No es que me haya tardado en contarlo, si yo hubiera estado con un hombre tampoco lo hubiera anunciado. Yo anuncié mi felicidad que es ser madre. Si yo hubiera estado embarazada lo hubiera contado también. Y aquí eso me parece un poco fascinante el hecho de que por ser una mujer se convierte en una noticia. Yo vengo de otro mundo, me encanta cuando se pregunta esta forma porque es como una forma educativa. Siete años estuvimos juntas antes de decidir ser mamás, la gente que está aquí presente te puede decir que viajaba conmigo. Yo jamás viví una vida escondida, es muy curioso porque si hubiera sido un hombre que me estuviera acompañando la gente no se le hubiera preguntado, lo hubiera asumido.”
Jesse: “Yo llevo 15 años casado y nunca fue noticia el hecho de que me casara.”
Joy: “Mucha gente dice: ¿pero por qué la tiene escondida? Y yo digo: yo no la tengo escondida, mi esposa no es una persona pública, ella no quiere ser una persona pública, yo respeto mucha gente dice porque lo tenía escondido por siete años. Lo repito: yo no la tenía escondido mucha gente me da curiosidad y me da gusto ver que muchos fans escriben: <lo sospechábamos, le hemos visto>. Los fans sabían quién era y no es porque yo lo haya tenido que decir, era evidente. En México hay un dicho <a ojo de buen cubero>. Y en el momento en que yo lo hago público qué voy a ser mamá, y que mi esposa es una mujer, encuentro que la representación importa, que la representación importa hoy más que nunca. Yo no había captado el impacto que tenía sobre muchísima gente, porque la gente dirá no lo dice porque es algo malo. No, no es que no lo diga porque es algo malo, es mi vida íntima, soy una persona pública, no se confundan. Amo lo que hago pero esto es un oficio, yo no vengo aquí a preguntar cómo intimas con tu pareja. El punto de todo esto es que mucha gente me empezó a escribir <gracias por la fuerza> y me da hasta ganas de llorar. Yo decía: ¿cómo yo te voy a dar fuerza a ti? Y en el momento en el que tú ves a alguien que te representa, en un mundo en qué lo castigan, ahí es donde digo: el mundo en el que vemos otro y es importante que la gente que ama distinto lo diga libremente, para que se sigan rompiendo sus estigmas, para que la gente no diga voy a comprar un animal, para que la gente diga ambos falta amo un hombre o amo una mujer”.

Etiquetado como