Norte en Línea - Expectativas a lo grande

Expectativas a lo grande

Expectativas a lo grande
12 Ene
2021

En una reciente investigación para La Nación Revista, entrevisté a una serie de grandes jugadores del mercado de viajes. Aquí la opinión completa sobre lo que se viene de Gabriel Escarrer Jaumé, Vicepresidente Ejecutivo y Consejero Delegado de Meliá Hotels International.

- Qué era lo fuerte planeado desde el 2019? Y ahora, volver a pensar esos conceptos para el 2021 y más allá...
- Para Meliá Hotels International 2019 fue un año de “transición” habiendo finalizado el anterior Plan Estratégico, y en preparación del nuevo Plan 2020-2022. Fue un año positivo, en el que, a pesar de acusar algunos impactos puntuales sobre todo en destinos del Caribe, como el alga sargazo en México, o la campaña de fake-news sobre la seguridad en la República Dominicana, la compañía obtuvo unos ingresos similares a un año récord como 2018, y alcanzó el récord de ventas en su canal propio Melia.com.
El contexto ya era incierto, o, como solemos denominarlo, un “contexto VUCA” (Volatil, Incierto, Complejo y Ambiguo en ingles) pero en el primer trimestre de 2020 , cuando llegó el “tsunami” de la COVID, habíamos comenzado a superar estos impactos. 2020 se planteaba como un año moderadamente positivo, en que nuestra compañía preveía abrir 23 hoteles, muchos de los cuales se han tenido que replanificar por la pandemia, con lo que esperamos abrir tan solo 7 hoteles en 2020, trasladándose el resto de las aperturas al año 2021, en el que la compañía estima abrir 26 nuevos hoteles, 13 de ellos en EMEA, 3 en España, y 1 en Asia-Pacífico. Quiero destacar que mantendremos todos los proyectos previstos sin excepción.
La apertura más importante del año se produjo antes de la pandemia y constituye uno de los buques-insignia del Grupo en Oriente Medio, el hotel ME Dubai, obra póstuma de la genial arquitecta Zaha Hadid.
Tras la pandemia COVID, el cierre precipitado de gran parte de nuestros 390 hoteles en todo el mundo y la difícil evolución desde entonces nos han hecho ajustar nuestra estrategia y nos ha dado la oportunidad para resetearnos y prepararnos para el entorno más duro, competitivo, y diferente que surgirá después de la pandemia. En 2020 la industria turística global ha perdido cerca del 70% de su actividad (más de 1.200 millones de viajeros) y más de 5 trillones de dólares. Respecto a las empresas, 2020 no será un año para pensar en los beneficios, sino en la resiliencia. Saldrán adelante las empresas más resilientes, y que tuvieran una posición financiera saludable y una estructura competitiva, y saldrán reforzadas aquellas que se hayan preparado para ser más digitales, responsables, y competitivas.


- Qué adaptaciones han hecho ustedes (además de las de salud e higiene).
- En Meliá decidimos aprovechar este periodo para fortalecernos, ampliar nuestra liquidez, avanzar en la transformación digital y en una organización más eficiente y competitiva, y adaptamos nuestro Plan Estratégico en consecuencia, focalizándolo fundamentalmente en la digitalización, la Sostenibilidad, y la experiencia del cliente, todo ello sin olvidar la seguridad y la confianza sanitaria, que pensamos, ha llegado “para quedarse”.
Por ello, más que adaptaciones, podemos decir que en Meliá hemos aprovechado para impulsar una profunda transformación de nuestra empresa, trabajando en dos planos simultáneos:
En primer lugar, en la respuesta a la crisis (plan de contingencia) y lo que llamamos “gestión táctica”, que ha incluido una batería de medidas para fortalecer la liquidez del Grupo, proteger el empleo y el talento, optimizar las operaciones y la continuidad del negocio
En segundo lugar, en una revisión y actualización de nuestra estrategia a medio-largo plazo, focalizándola en torno a 5 grandes líneas de acción: aprovechar las nuevas oportunidades de negocio y crecimiento, en un entorno de contracción y consolidación del mercado. Planificación financiera a medio y largo plazo. Digitalización: tras haber invertido más de 170 millones desde 2015, hemos mantenido la apuesta por la transformación digital, ya que es la “espina dorsal” de nuestra estrategia, y la palanca sobre la que incrementar nuestra eficiencia y competitividad. Evolución de nuestro modelo operativo. Sostenibilidad: Meliá es la Compañía hotelera más sostenible del mundo, según el Corporate Sustainability Assesment de Standard&Poor y según el ultimo ranking del Wall Stree Journal, pero continuar avanzando hacia un modelo de turismo más sostenible sigue siendo prioritario, en un entorno en que la sociedad y las regulaciones exigirán empresas más responsables


- Qué 5 tendencias crees que marcarán el futuro de los viajes.
En primer lugar, la seguridad sanitaria. Primará el viaje de corto radio y el llamado “slow travel”. Los hábitos de compra ( y todo lo que conocemos como el “customer journey”, pre, durante y post, viaje) serán cada vez más digitales. La autenticidad de los destinos, productos y experiencias. a sostenibilidad, tanto socio-económica, como medioambiental.


- Cómo ves que se prepara la industria a gran escala?
- La industria turística se encuentra, al igual que nosotros, en periodo de hibernación, focalizada en la resiliencia a corto plazo, y en prepararse para el nuevo entorno competitivo del turismo post-COVID, que se estima tardará entre 3 y 4 años en retornar a los niveles de actividad y facturación previos a la pandemia. Podríamos diferenciar entre aquellos que, como Meliá, habían “hecho los deberes” y tenían un balance saneado y un portfolio renovado, que estamos más enfocados al futuro, y en cómo aprovechar las oportunidades que siguen a toda gran crisis, y otras empresas, que lamentablemente tienen que concentrarse en la supervivencia a corto plazo.


- Qué crees que será considerado lujoso en el futuro?
- En mi opinión, hoy en día no podemos identificar el lujo “simplemente” con el mejor diseño, la sofisticación, ni siquiera con la categoría de un establecimiento o su número de “estrellas”, puesto que todo ello tiene más que ver con el cumplimiento de normativas o estándares, y con el precio.
Para mi, el auténtico lujo tiene más que ver con aquellas cosas que nos emocionan, exceden nuestras expectativas y marcan la diferencia, relacionadas con el espacio, la naturaleza, la conexión emocional, la tecnología: lujo es i tener el tiempo para apreciar lo que la naturaleza, la cultura y los destinos en general tienen para ofrecernos.


Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/ , Instagram @flavia.tomaello

Etiquetado como

Deja un comentario