Norte en Línea - Evo Morales, En Diálogo con Longobardi

Evo Morales, En Diálogo con Longobardi

Evo Morales, En Diálogo con Longobardi Crédito de En Diálogo con Longobardi/CNN En Español
13 Ene
2020

“Sigo siendo presidente legalmente, la Asamblea Plurinacional nunca aceptó o rechazó mi renuncia”.

En Diálogo con Longobardi, Evo Morales Ayma. Con abogados como Baltasar Garzón y Zaffaroni, el expresidente de Bolivia habló de su pedido de detención, su relación con Alberto Fernández y Cristina Kirchner, el pedido de asilo en Argentina, de Venezuela, y también de la ayuda del expresidente Macri para que sus hijos vengan a la Argentina.


Sobre la orden de detención que anunció el Ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, en su contra:
“Me comuniqué con mi abogado Baltasar Garzón, no hay ninguna orden de captura. Como también el fiscal general, el doctor Lanchipe, me informó que no hay ninguna orden de captura. Lamentablemente hay distinto tipo de informaciones que amedrentan, intimidan, asustan al pueblo boliviano. Algunas víctimas de la dictadura militar afirman que en Bolivia se vive peor que en las dictaduras militares. Por tanto, la persecución, amenaza, amedrentamiento, no solamente a Evo sino a exministros, dirigentes sindicales, es una persecución política. Hay un evento sobre los derechos humanos en Chile, nunca tuve una invitación oficial, por tanto otra vez digo que tal vez algún político de Chile o algún medio de comunicación magnifican que tenía que estar allá. No tengo programado ir a Chile.”


Acerca de lo señalado por el gobierno de Añez de un envío de María A.P. que le traería a Buenos Aires una valija con dinero:
“Ninguna información. Primero escuché información que estaría ligado al ministro de la Presidencia Juan Raúl Quintana: totalmente falso. Es una mentira más, otra difamación más. Después el banco Uno demuestra que había comprado plata al Banco Unío totalmente transparente, ahora el traslado no sabe para quién. Yo recibo evidentemente muchos hermanos que vienen de Bolivia, dirigentes, amigos, compañeros, exautoridades. Pero esta relación no conozco. Repito nuevamente: es otra mentira, otra difamación a mí y a todo el gobierno de mi gestión.”


Sobre su reacción acerca de la acusación de crímenes de lesa humanidad y sedición:
“Si vemos desde un punto de vista jurídico, todos son procesos políticos: terrorismo, sedición, usurpación. Yo quiero decir, me llaman tantos compañeros dirigentes, autoridades, para saludar eventos sociales, para saludar inauguración de obras. Nunca inauguro obras, no es de mi competencia. Pero saludo, me piden, me saludan. Cuando dicen delitos de lesa humanidad, revisen los documentos. Me acusan de discriminador, de racista. ¿Yo discriminador, yo racista? Toda la vida, durante la colonia, durante la república, hemos sido víctimas del racismo, de discriminación, el veto indígena. Entonces todos los procesos se caen por si mismos. Desde el momento que asumí la dirección sindical en el año 1988 ya me procesaron por sedición, por conspiración, por terrorismo. Desde el 89 hasta 2005 enfrenté todos los procesos. Se acuerdan ustedes, seguramente, como grandes investigadores para los medios de comunicación, en 2002 me expulsaron del Congreso por terrorista, por asesino y por narcotraficante. Pero los mismos ministros de Tuto Quiroga me informaron que por instrucción de la embajada de Estados Unidos me expulsaron. Y me acuerdo perfectamente cuando estaba en huelga de hambre, en Cochabamba, me convocaron a una audiencia para que declare. Fui a la declaración y la gente, automáticamente, se movilizaba a la puerta del PTJ. Sea el fiscal, juez, esa declaración se paraba, sentaba, hablaba. Llegado el momento me dice: <señor Morales, se suspende la audiencia. Te convocamos en cualquier momento>. Y hasta ahora no me convoca.”


Acerca de por qué sus abogados afirman que sigue siendo presidente:
“Son más de 80 o 90 abogados constitucionalistas y penalistas de toda América Latina y parte de Europa. Yo presento la renuncia el 10 de noviembre a la Asamblea Legislativa Plurinacional. Y por Constitución tienen que considerar mi renuncia, aceptan o rechazan. Hasta ahora no hay respuesta. Y la semana pasada envié otra nota de uno de izquierda que trata de mi renuncia. Acepta o rechaza. Ahora, los constitucionalistas afirman: si la Asamblea o el Congreso no tratan, sigue siendo presidente. Además de eso hay una ley de enero de 2016 que me proclama presidente hasta el 22 de enero de 2020. Esa ley no ha sido abrogada ni derogada, menos declarada inconstitucional. Por tanto, legalmente sigo siendo presidente. El día lunes 11, con la represión, no dejaron sesionar al Congreso o la Asamblea. El día martes 12 se autonombra para ser presidenta. El día miércoles 13, yo estaba ya en México, vi por la televisión a las Fuerzas Armadas, la Policía, toman el Parlamento, no dejan entrar, y gasifican y lleno de tanques la plaza Murillo. Es dictadura-dictadura. Donde el día lunes o martes debían de tratar mi renuncia, pero no dejan sesionar. Es una muestra más del golpe de Estado.”


¿Puede decirse que, al no ser aceptada su renuncia, Morales abandonó el país?
“Lamentablemente los opositores afirman y reafirman que he abandonado, pero quiero que sepan: el golpe de Estado estaba preparado con anticipación y con participación de Estados Unidos. Un ejemplo: al día siguiente de mi renuncia, el presidente de Estados Unidos felicita a la Policía y a las Fuerzas Armadas. Pero sobre todo el último día, el domingo 10 de noviembre, ministras, ministros, asambleístas, para salvar la vida de Evo. Y qué afirmaban: salvar nuestro proceso, nuestra revolución democrática, cultural, es salvar la vida de Evo. Patria o muerte. Le digo esto para terminar, porque hasta ese momento seguían quemando casas de mis autoridades, de nuestras autoridades. Familias de asambleístas agarrados para ser quemados, amenazados, denunciando. Y al día siguiente, mis compañeros, los militantes se organizaron para retomar el Palacio o la Casa Grande del Pueblo, la plaza Murillo. Si yo seguía presidente se levantaban, había muertos, heridos, masacre. Yo dije: para evitar muertos, masacre, prefiero renunciar. Hasta ese momento de mi renuncia, apenas dos muertos, no por balas de la Policía o las Fuerzas Armadas en enfrentamientos en Monteros Santa Cruz. Después de que renuncié, en diez días más de 30 muertos. Quiero decirle, hermano periodista: el derecho a la vida está por encima de cualquier derecho. Yo evité muertos. Y si he renunciado, justamente, es para evitar masacre.”


Cuál cree Morales que es el interés de Estados Unidos para terminar con su gobierno:
“Estados Unidos hay dos cosas que no me perdona, y no perdona al pueblo boliviano, al movimiento social, al movimiento indígena: que nosotros hemos demostrado como gobierno, como una revolución democrática y cultural, que sin Estados Unidos, sin el Fondo Monetario Internacional, nuestra economía ha crecido. Hemos reducido la pobreza, hemos reducido las profundas asimetrías. Y segundo, la industrialización del litio, tampoco nos perdonó que lo hayamos hecho como Estado, sin un socio siquiera, sin la privada y menos de Estados Unidos. Y tener un lindo plan con rumbo a 2030, tener 41 plantas de industrias en Bolivia como Estado. Que yo sepa por lo menos la reserva más grande de litio está en Bolivia. La diferencia es que aquí también se industrializa pero en manos privados. El futuro energético del mundo es el litio. Y como Estado, y si incluimos el elemento social, como indígenas proyectamos donde no va a estar Estados Unidos, se imagina los resultados que tenemos.”


Acerca de su partida de México, donde estaba como asilado político, y su llegada a la Argentina como refugiado político:
“La primera propuesta llega de Paraguay, el segundo de México pero no sé si con participación logística. Y decidimos ir a México, todo por salvar la vida, sería largo comentarles. El día 11, cuando yo estaba selva adentro, recibí la llamada telefónica del hermano presidente electo por entonces, Alberto Fernández; varios presidentes, todo el día, se ocuparon en cómo sacarme de Bolivia porque era la situación muy grave. Además de eso, Estados Unidos nos manda un mensaje que nos podían prestar avión para que salgamos de Bolivia a cualquier parte que decidiéramos. Yo dije: esto va a ser directamente a Guantánamo, como va a creer Estados Unidos cuando es el momento que he sido dirigente, diputado, perseguido, me hicieron expulsar del Congreso. Ese es mi cálculo, eso pensé. ¿Avión de Estados Unidos para sacarme, de buena voluntad, por la vida? Usted se acuerda, cuando era candidato a presidencia en 2002 dijo: Evo es Bin Laden andino el embajador Rocha. En 2005 dijo: <Si Evo es presidente no va a haber cooperación ni inversión>.”


Sobre la colaboración del expresidente Mauricio Macri con su familia:
“Saludo al presidente Macri. Nuestro ministro de Gobierno, Carlos Romero, estaba en la embajada de Argentina. Ahí algunos exministros vinieron acá, llegaron acá, ayudaron el gobierno de Macri, y mis hijos tenían todo preparado para irse a China, pero ellos decidieron venir a Argentina y nos ayudaron bastante, reconozco, le doy gracias.”


Su relación con el presidente Fernández, Cristina Kirchner y el alcance de la condición de refugiado:
“Llegué acá, estaba muy bien en México pero Argentina es más cerca a Bolivia y como políticos que hay nuevos acontecimientos democráticos en Bolivia como participar desde acá. Nos reunimos un domingo con el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández, conversamos, y técnicamente, jurídicamente, me explicaron que no puede estar en temas políticos en Argentina y comunicar cualquier actividad, si tengo actividad con bolivianos o con las visitas que vienen de Bolivia. Sobre mi país puedo estar activo políticamente, esa es la información que me dieron jurídica.”


Acerca de las declaraciones del canciller Solá sobre las condiciones del refugiado y su no participación en política, contradiciendo los dichos del presidente Fernández:
“Lo que conversamos con el presidente Alberto Fernández y la hermana vicepresidenta Cristina Fernández ha sido que tengo todo el derecho de opinar sobre mi querida Bolivia.”


Sobre el escenario de las futuras elecciones en Bolivia: ¿el MAS versus Camacho y versus Mesa?:
“Reiterarle: todo por pacificar Bolivia, que no haya más muertos. Denuncié al triu; ganarle en primera vuelta. Segundo, incluso ya anuncié a la segunda candidatura el sábado a la mañana. No soy candidato, aunque constitucionalmente esté habilitado, pero todo para pacificar Bolivia y todo para que haya reconciliación y entendimiento entre bolivianos. Y tercero, finalmente, renuncié a la presidencia. Entonces ahora vienen las elecciones, el MAS va a participar pero quiero que sepa el mundo y los hermanos bolivianos y bolivianas: los golpistas que empezaron con racismo y fascismo y llegaron al golpismo, quieren destrozar al MAS. No lo van a poder, ya no pudieron. El MAS va a seguir participando y va a seguir democráticamente presentando. ¿Por qué nuestro proceso se llama una revolución democrática y cultural? Hicimos revolución con la conciencia del pueblo y con los votos del pueblo boliviano.”


Sobre su liderazgo en el MAS:
“En mi experiencia sindical pero también presidencial o política, uno tiene que librar batallas internas. Ahora tengo que enfrentar a la derecha boliviana pero también a Estados Unidos. Quien sabe mi vivencia me permite enfrentar estas batallas para el bien de Bolivia. Hay problemas, ¿qué partido no tiene problemas? Pero podemos aportar siempre con la experiencia vivida desde la lucha sindical, social, comunal, como también una lucha electoral.”

Acerca de las encuestas para las elecciones de mayo en Bolivia:
“No está definido el candidato. Al margen de los candidatos, tanta ofensa, tanta humillación a Evo, a los militantes; tanta humillación al MAS, sin candidato seguimos siendo primeros en las encuestas. No son encuestas de Evo, del MAS, cualquier medio hace encuestas. Eso nos sorprende y debe sorprender al mundo.”


Por qué un gobierno con éxitos económicos y sociales termina de esta manera, sin una sucesión que hiciera pensar en la perpetuación de Morales en el poder:
“Era un pedido del pueblo boliviano, y cada país tiene su particularidad. En Bolivia nunca hubo estabilidad política. Desde 1825, la fundación de la República, hasta 2005 hubo un presidente promedio cada dos años. Yo conocí, cuando era soldado, tres presidentes en un solo año. Cinco años antes de mi presidencia, cinco presidentes, uno por año. Eso era Bolivia. Y como logramos levantarnos y con resultados, el pueblo dijo hay que continuar. En algunos países puede servir el cambio permanente pero también en Bolivia se ha demostrado que la continuidad era importante. Creo eso pensó el pueblo para pedirme que pueda continuar.”


¿Es Maduro un presidente democrático o un dictador?
“Que yo sepa ganó las elecciones, perdió la derecha, y por tanto es un gobierno electo por su pueblo. Yo tengo mucho respeto, mucha admiración a chavistas, a bolivarianos. Lo que Estados Unidos fracasa con sus intervenciones, con sus golpes de Estado, con bloqueo económico. Pienso que está enfrentando al bloqueo económico Venezuela, pero sigue el gobierno. Ahí no se rinden ni la policía ni las Fuerzas Armadas. Caso boliviano, policía y Fuerzas Armadas saludados y respetados por Estados Unidos. Qué vergüenza los comandantes de la Policía como también las Fuerzas Armadas en Bolivia.”

Etiquetado como

Deja un comentario