Norte en Línea - Alejandro Cipolla: “Si fue víctima de un crimen nunca lo podremos demostrar”

Alejandro Cipolla: “Si fue víctima de un crimen nunca lo podremos demostrar”

Esta semana se cumplen tres meses de la abrupta y sospechosa muerte de Natacha Jaitt, una mujer que sabía demasiado. Sus denuncias mediáticas y judiciales, un pendrive, un celular; una muerte rodeada de intriga y misterio.

El 23 de febrero pasado irrumpió la noticia en los medios desde una casa en Benavidez, el último lugar donde se la vió con vida. Allí había concurrido por una supuesta reunión de trabajo. Pero nada de clima laboral tuvo su última imagen, desnuda, tendida sobre una cama y sin vida. Una decena de interrogantes corrieron como reguero de pólvora encontrando asombro y confusión hasta en los propios testigos que la acompañaban.


“Las últimas conclusiones del médico forense arrojan que Natacha tenía problemas de salud de una persona de 70 años. Problemas en corazón, en pulmón. Esa precisión del médico no concuerda con la Natacha que yo conocía y que vi un día antes de su fallecimiento. Tampoco concuerda con la Natacha internada, a raíz de una detención en diciembre, donde estuvo un día entero en revisión médica y no se le encontró nada. De pronto en corto tiempo nos encontramos con una mujer con millones de problemas de salud. Pedí varias pruebas y no se me dio lugar. Propuse un médico de parte para ver la causa y me dijeron que no tenía sentido. También me negaron fotocopias del expediente. Si ella fue víctima de un crimen creo que jamás lo voy a poder demostrar. Nunca sabremos de qué murió. Se violaron todos los protocolos de la autopsia que prevé la criminología y la medicina forense” aseguró Alejandro Cipolla.


Igualmente, ante este panorama desalentador, el representante legal de la familia de la víctima no descarta pedir la exhumación del cadáver por la cantidad de irregularidades al momento de realizarse la autopsia; “En principio no se sacó cabello que podría determinar la existencia de cianuro u otras sustancias que desaparecen rápidamente del organismo. No se sacaron suficientes muestras de vísceras como marca el protocolo; tampoco se pudieron determinar las cantidades de cocaína en su cuerpo. Y no sé en qué estado voy a encontrar el cuerpo. Ella fue enterrada bajo el ritual judío, que creo, le hacen agujeros al cajón lo que acelera la descomposición. Me encuentro hoy en día ante una situación inhóspita y que cada vez es más difícil llegar a la verdad."


En diálogo con el periodista Sergio De Caro en el programa Las Dos Caras, por Zónica+, Alejandro Cipolla fue más allá e hizo hincapié en la investigación que realiza el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla sobre una red de espionaje ilegal que involucra a funcionarios judiciales y agentes del servicio de inteligencia; causa en la que está detenido Marcelo D’Alessio, sindicado de haber investigado a Jaitt. “El juez estaba más que interesado en saber quien le había brindado a Natacha la información (sobre trata y pedofilia) que manifestó en el programa de Mirtha Legrand. Es decir, si Natacha hubiese estado dos días más con vida, iba a dar al juez los nombres de los supuestos agentes de inteligencia que le dieron esa información, y que hoy estarían detenidos. Estamos en un entramado tal que en el caso hipotético de que Natacha fue víctima de un delito, se trataría de un grupo organizado. A esta altura debería decir de qué murió y no lo puedo decir, lo que genera más escalofríos”.


Tan sólo un día después de realizar la polémica declaración la modelo publicó otro mensaje "Aviso: no me voy a suicidar, no me voy a pasar de merca y ahogar en una bañera, no me voy a pegar ningún tiro. Así que, si eso pasa, no no fui. Guarden tweet".

Podés escuchar Las Dos Caras todos los jueves a las 15 por Zonica+ y seguirlo en su canal Youtube.

Etiquetado como

Deja un comentario