Servir y no ser servido

Servir y no ser servido
10 Jun
2019

Un joven, soñando con un cargo en la empresa, dijo a un compañero más experimentado: "Mi sueño es ser un líder.

Dirigir trabajos, dirigir grupos, ser la voz de mando entre muchos". El otro compañero le dijo: "El liderazgo es más que una posición, es más que una exposición de habilidades, es un poco más que eso."


Muchos son líderes, pero no tienen el don del liderazgo. Son los que dan órdenes sin saber liderar. Intentan encender las luces, sin haber tenido nunca su luz encendida. Quieren enseñar lo que jamás supieron hacer. Quieren que se sometan a su voluntad, sin haber obedecido nunca a nadie.


Recuerdo una vez estar en una empresa, cuando un señor dio un grito al conserje: "¡Guarde esta silla, no ve que aquí no es su lugar!" Yo le pregunté porque estaba gritando con el joven y él me dijo, hinchando el pecho: "Yo soy puntero de línea y él tiene que hacer lo que yo le mando hacer. A lo que yo le dije:
"En la Biblia, el diácono es lo que sirve y no el que es servido...


No sé si llegó a entender.


Ser líder es hacer que otros brillen, siguiendo el ejemplo de que su luz siempre encendida. Ser líder es obedecer sin vacilar, mostrando a los demás que deben ser sus actitudes... Ser un líder no es decir: "Hazlo" y sí "¿qué quieres que haga?"


¿Deseas ser un gran líder? Comienza la caminata siendo obediente.


Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires), recibe un abrazo, y mi deseo que Dios te bendiga, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti Salud, Paz, Amor, y mucha Prosperidad.


Por Claudio Valerio

Etiquetado como

Deja un comentario