Norte en Línea - Que La Felicidad Sea Tu Meta

Que La Felicidad Sea Tu Meta

Que La Felicidad Sea Tu Meta
31 Mar
2020

"Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos; aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, que las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales. Con todo, yo me alegraré en el Señor, Y me gozaré en el Dios de mi salvación" (Habacuc, profeta hebreo).

"Para un optimista, el vaso está medio lleno. Para un pesimista, la copa está medio vacía. , para un ingeniero, el vidrio tiene el doble del tamaño requerido".

Leí esta cita hoy y pensé en nosotros. Cambiaría el ejemplo del vidrio y agregaría: "Somos lo que querramos que seamos, en la medida correcta y para que nuestros contemporáneos sea beneficiados por nuestra revelación. Algunos se lamentan porque piensan que no tienen todo que les gustaría tener. Otros, se alegran de que Dios, la vida, el destino, les haya dado mucho más de lo que se merecen. Lo importante es estar agradecidos por todo lo que somos y tenemos porque, sea por mucho o bien por poco, de la misma manera todos contemplan las grandes maravillas que se hacen.

Sabemos lo que podemos ser y lo que podemos tener. Y, si confiamos en nosotros, en nuestra capacidad de realizar, con mucho o poco, somos felices y nuestros corazones estarán llenos de alegría, tanto por poco como por mucho.
Dios es una bendición a la que siempre debemos agradecer; porque un poco con Dios es más que mucho sin Él.

¿Te has regocijado en el Señor, con mucho o poco, agradeciéndo a Él por todo lo que has recibido?

"Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos; aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, que las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales. Con todo, yo me alegraré en el Señor, Y me gozaré en el Dios de mi salvación" (Habacuc, profeta hebreo).

"Para un optimista, el vaso está medio lleno. Para un pesimista, la copa está medio vacía. , para un ingeniero, el vidrio tiene el doble del tamaño requerido".

¿Te has regocijado en el Señor, con mucho o poco, siendo a Él agradecido por todo lo que has recibido?

Desde la ciudad de Campana, Buenos Aires, envío un abrazo y mi deseo que Dios te Bendiga y propere en todo lo que emprendas; y derrame sobre ti Salud, Paz, Amor y mucha Prosperidad.

Claudio Valerio

Etiquetado como

Deja un comentario