Norte en Línea - Andando por la vida sin temer a mal alguno

Andando por la vida sin temer a mal alguno

Andando por la vida sin temer a mal alguno
16 Abr
2020

Hay un Salmo (Salmos 23:4) que nos cuenta la experiencia de enfrentar un "valle de sombra". En el se dice que no temería nada, que no experimentaría el mal y que no perdería el control debido a las sombras. ¡Sería como caminar por un valle de luces!

Tendría una compañía especial. Estaría en la presencia del Dios de amor y misericordia, de cuidado y protección. Las sombras estarían allí, pero la luz del Señor sería más fuerte y le guiaría con seguridad hasta el final.


¿Qué lección podemos aprender de este maravilloso Salmo?
¿Actuaremos de manera diferente? ¿Le daremos paso al miedo y a la murmuración? ¿Desecharemos la fe que hemos recibido de nuestro Señor? ¿Pasaremos nuestros días quejándonos de la suerte y de las sombras? ¿Dónde está el "nada me faltará?"


Imitemos lo dicho en el salmo. Cantemos con alegría "No temeré ningún mal". Hagamos frente a las sombras con la misma certeza que en todos los momentos difíciles, el Señor nos consuela, nos abraza, nos anima con lo así dicho "Estoy a tu lado".

"Con Cristo en nuestros corazones, todos los valles oscuros son más claros que el sol del mediodía".

Si temes a los valles de sombras, debes sostenerte en las manos de Dios y así experimentar la felicidad en cualquier situación que se presente.

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires) recibe un saludo, y mi deseo que Dios te Bendiga y prospere en todo lo que emprendas, y derrame sobre tí, Salud, Paz, Amor, y mucha Prosperidad.


Claudio Valerio

Etiquetado como

Deja un comentario