Norte en Línea - COT

Una vecina reportó el hecho al Centro de Operaciones, y luego de que acudieran los móviles al lugar, los efectivos lograron interceptar al sospechoso cuando huía a bordo del rodado. Fue detenido y puesto a disposición de la Justicia.

Tras un trabajo de investigación conjunta con Seguridad de Nordelta, Policía de la Provincia de Buenos Aires y la DDI de San Isidro, y gracias a la herramienta de lectura de patentes, se logró identificar al automóvil cuando circulaba por Troncos del Talar. Tras el alerta a las autoridades, los efectivos lograron interceptar el rodado y detener a sus dos ocupantes.

Una vecina utilizó la plataforma para reportar el hecho, que tuvo lugar en la vía pública. Al ser interceptado por los agentes, el agresor quiso huir pero fue detenido y puesto a disposición de la Justicia.

Operadores del centro de monitoreo visualizaron el momento en el que ambos sujetos interceptaron a las víctimas cuando caminaban por la calle y los agredían para robarles los celulares. Tras el alerta a los móviles que patrullaban la zona, los sospechosos fueron detenidos rápidamente.

Operadores del centro de monitoreo visualizaron a un joven cuando caminaba por las calles Alsina y Funes con un arma de fuego en las manos. Tras alertar a los móviles que patrullaban la zona, los agentes lo interceptaron para ponerlo a disposición de la Justicia.

Dos sujetos fueron captados cuando caminaban por Paseo Victorica y Colón cargando un televisor de 52”. Tras el alerta de un testigo que vio la secuencia y notificó el hecho a las autoridades, los agentes lograron interceptar y detener a los sospechosos.

Una mujer circulaba por Av. Cazón y Castelli, cuando un sujeto le arrebató la mochila violentamente. Tras alertar a las autoridades mediante el dispositivo instalado en dicha avenida, y gracias al seguimiento por cámaras, los agentes lograron detener al hombre cuando huía en colectivo.

Las cámaras del distrito registraron el momento en el que el sujeto intentaba abrir distintos automóviles estacionados en la vía pública, hasta que finalmente logró ingresar a uno. Tras lograr su cometido y huir a pie, los agentes lo interceptaron y lo pusieron a disposición de la Justicia.

El sistema de lectura de patentes del Centro de Operaciones Tigre identificó al auto con el que los sospechosos cometían los ilícitos, cuando circulaba por el centro de la ciudad. El hombre y la mujer, de nacionalidad chilena, tenían una orden de captura de Interpol por una causa en el país vecino.

Un hombre esperaba el colectivo en una parada de Ruta 9, cuando dos jóvenes comenzaron a pegarle para sustraerle la mochila. Luego de perpetrar el hecho, huyeron corriendo y los agentes lograron interceptarlos a pocas cuadras.