El candidato a Intendente de San Isidro reportó robo de boletas de ConVocación Cívica en escuelas de San Isidro durante la primera parte de la jornada electoral en el distrito bonaerense.

En la Plaza 9 de julio de Martínez, rodeado de vecinos, Hiilding Ohlsson anunció su candidatura a la Intendencia de San Isidro en 2019. Lo acompañó Carlos Castellano.

El precandidato a Intendente y su agrupación política ConVocación por San Isidro celebraron una gran alianza vecinalista que suma a Carlos Castellano de la UCR, Ramón Lanús y otras fuerzas políticas. El grupo se llama ConVocación Cívica.

Sujetos ingresaron por la fuerza a la sede partidaria ubicada en Martínez la noche del 12 abril. Rompieron la cerradura de la puerta principal y accedieron al área de depósito donde se encuentran la folletería, carteles para casas de vecinos y otros materiales de campaña.

Para el presidente de la bancada de ConVocación por San Isidro, la apertura de Sesiones Ordinarias 2019 solo evidenció el declive de una gestión municipal que ya está terminada.

La Escuela de Dirigentes de ConVocación por San Isidro cerró su segunda edición con una charla del Intendente de Tigre, Julio Zamora, sobre las experiencias exitosas de su gestión municipal. El programa de formación de líderes comenzó en septiembre con una presentación del Secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco.

Marcos Hilding Ohlsson: “Aunque no lo crea la vieja política, en San Isidro se puede bajar el ABL, y también hacer los aumentos de sueldo necesarios para paliar la inflación.”

“La aproximación a la violencia que hacemos desde el Gobierno es multidimensional”.

El Secretario de Salud, Pablo De La Torre, los recibió en el Centro de Desarrollo Infanto Familiar Barrufaldi. La visita se enmarca en una agenda de intercambio con dirigentes sobre la solución de desafíos compartidos entre municipios del conurbano.

El referente de ConVocación por San Isidro lamentó la nueva movida de Gustavo Posse para frenar la lucha anticorrupción en el distrito. Concejales possistas impidieron la adhesión de San Isidro a la figura de Extinción de Dominio, que permite recuperar lo robado.