“Juego de Cartas”

Mientras que partidos nacionales siguen definiendo sus listas, en un partido del conurbano fueron los afiliados quienes decidieron el orden de la lista ConVocación por San Isidro, un partido vecinal de San Isidro y la segunda fuerza en el Concejo Deliberante, definió su lista mediante la votación de sus afiliados.

En el mes más decisivo para el futuro de varios ciudadanos en este año electoral, e incluso a un día del cierre de las presentaciones de listas partidarias, todavía reina el misterio y la duda en varios partidos políticos.

La alianza Cambiemos en la provincia de Buenos Aires; el nuevo frente kirchnerista Unidad Ciudadana, con o sin Kirchner; la alianza 1País compuesta por el massismo, el GEN y Libres del Sur y el Frente Justicialista con o sin Randazzo generaron este último tiempo más disturbios que promesas. Pero, ¿cuál es el objetivo de todo esto? Generar incertidumbre y especulación por parte de vecinos, periodistas y fieles seguidores de los distintos partidos.

En un partido de San Isidro, la mecánica de elección es totalmente distinta. En ConVocación por San Isidro, los afiliados, tuvieron una semana durante el mes de mayo para elegir desde la comodidad de su casa, mediante un dispositivo móvil, o desde la misma sede partidaria, el orden de la lista de los candidatos. De esta forma, con un sistema transparente y moderno, los afiliados definieron el orden de los concejales, debido a que el partido va con boleta corta y únicamente presenta candidatos a nivel municipal. Fue así que Manuel Abella, actual Concejal y presidente del bloque finalizó en el primer lugar, secundado por Catalina Riganti, una de las quintillizas Riganti.

En una sociedad en la hay que dejar de socavar el espíritu democrático y participativo de los partidos políticos, el famoso “dedazo” pareciera estar más latente que nunca. En la era de la participación, gracias al avance tecnológico, es necesario potenciar y promover estas acciones en las que el candidato acceda a la política sin ataduras ni condicionamientos más que su propio esfuerzo, promoviendo al máximo la democracia interna de los partidos, la transparencia y la participación ciudadana real.

Deja un comentario