En San Isidro se puede bajar el ABL

Marcos Hilding Ohlsson: “Aunque no lo crea la vieja política, en San Isidro se puede bajar el ABL, y también hacer los aumentos de sueldo necesarios para paliar la inflación.”

El líder vecinalista anunció una propuesta para bajar 22% el ABL, aumentando a la par e inmediatamente los sueldos de trabajadores, enfermeros, docentes y médicos municipales en el marco de la crisis económica. La propuesta involucra, como gesto de austeridad del Municipio, una baja de 37% del ingreso del Intendente y modificación de partidas.

Honorable Concejo Deliberante de San Isidro, 16 de octubre de 2018 - “Los recursos y el presupuesto ya están para aumentarles el sueldo a los trabajadores más golpeados por la inflación y la crisis. Pero hace falta cortar los despilfarros y hacer ahorros. Si recortamos los ‘gastos de representación’ del Intendente en 99%, y llevamos su ingreso mensual a $238.750 mensuales en vez de $377.000; y si el Municipio recorta sus gastos de publicidad, relaciones públicas y difusión, podemos tener un ahorro de más de $118 millones de pesos solo en 2018. Con eso se hacen los aumentos, y además se puede bajar el ABL en 22% para darle un respiro a vecinos, pymes y comerciantes”, expresó Marcos Hilding Ohlsson en compañía de los concejales del bloque de ConVocación por San Isidro.


“Sin embargo, esto requiere de un gesto de las autoridades municipales, y la voluntad de renunciar a los beneficios injustificados de la vieja política. Los aumentos se pueden hacer ya, falta ver si Posse está dispuesto a ganar menos,” continuó Hilding Ohlsson.


“Este proyecto que vamos a pelear duro en la sesión de mañana también involucra repensar los pagos de bonificaciones por disposición permanente de los funcionarios superiores, y el congelamiento de los aumentos para funcionarios jerárquicos,” señaló por su parte el Presidente del bloque vecinalista en el Concejo Deliberante, Manuel Abella. “Es ganancia para todos en el marco de la crisis económica. Los vecinos y comercios tienen un respiro con la baja de ABL, y nuestros trabajadores municipales con ingresos más bajos, que son los que más sufren la crisis, un aumento de su sueldo,” siguió.


“Ya el presupuesto de San Isidro es el más alto de toda la Provincia, más que el de San Fernando y Vicente López. Esos municipios aumentan a sus trabajadores sin ampliar el presupuesto, y sin romperle el bolsillo a los vecinos con el ABL ¿Por qué San Isidro tiene que ser la excepción del conurbano?", continuó por su parte la concejal vecinalista Catalina Riganti. “Podemos tener un alivio ya,” finalizó.


El proyecto para bajar el ABL en 22% para los meses de noviembre y diciembre de 2018, y recortar los gastos de representación del Intendente de San Isidro, se debatirá en sesión ordinaria del Concejo Deliberante del 17 de octubre de 2018 y puede ser consultado en este link.

Deja un comentario