Norte en Línea - San Fernando conmemoró el Día de San Cayetano en el Hospital Municipal que lleva su nombre

San Fernando conmemoró el Día de San Cayetano en el Hospital Municipal que lleva su nombre

San Fernando conmemoró el Día de San Cayetano en el Hospital Municipal que lleva su nombre
07 Ago
2020

El Municipio celebró el día del patrono del pan y del trabajo con una cálida bendición a sus trabajadores en el Hospital Municipal que lleva su nombre.

El Secretario de Salud Pública, Marcelo Campos, destacó: “Agradecemos al padre Agustín Martens de la Parroquia Itatí y al Padre Jorge Luis Lagazio de Aránzazu por dejarnos un mensaje de esperanza y fe en este momento de pandemia que estamos viviendo y sobre todo por el apoyo a todos los trabajadores del Hospital Municipal”.

Todos los 7 de agosto se celebra el Día de San Cayetano, patrono del pan y del trabajo, y en esta ocasión, el Municipio de San Fernando conmemoró la fecha con una bendición del personal del Hospital Municipal que lleva su nombre. El Padre Agustín Martens de la Parroquia Nuestra Señora de Itatí, compartió un cálido encuentro con los trabajadores y brindó un mensaje de fe y esperanza.

El Secretario de Salud Pública, Marcelo Campos, participó del homenaje y expresó: “Es el segundo año que tenemos la suerte de tener al Padre Agustín de la Parroquia Itatí en nuestro hospital y le queremos agradecer por habernos traído un mensaje de esperanza y de fe en este momento de pandemia que estamos viviendo, y por el apoyo a los trabajadores del Hospital Municipal”.

“También quiero agradecer al Padre Jorge Luis Lagazio de la Parroquia Aránzazu, que nos mandó un mensaje muy alentador. Es tiempo de cuidarse, la responsabilidad es de cada uno, cuidarse uno es cuidar al otro y en esa misión estamos, con la esperanza de salir de esta situación”, concluyó el funcionario.

Por su parte, el Padre Agustín Martens, de la Parroquia Itatí, sostuvo: “Conmemoramos el Día de San Cayetano, patrono del pan y del trabajo, y en San Fernando además es el patrono de la salud porque el Hospital Municipal lleva su nombre. Rezamos por todos los trabajadores que sostienen este hospital, ellos son los que nos reciben en este momento de angustia, poniendo en juego su vida viniendo a trabajar y eso es algo invaluable”.

Y remarcó: “En este momento la prioridad es cuidarnos, evitar salir y agruparse. La invitación que extendemos es a sumarse a una misa de forma online para poder seguir rezando por el pan, el trabajo y la salud”.

Jorge Luis Lagazio, Párroco de Nuestra Señora de Aránzazu, también compartió un mensaje de esperanza: “Este 7 de agosto es un día para pedir al patrono que nos cuide, este año decimos: salud, pan y trabajo. Los vecinos son fuente de salud para nuestro pueblo, esperamos tener fiesta y alegría después de este tiempo de pandemia. Dios los bendiga, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén”.

Deja un comentario