“Antepasados Marinos”, ¿cómo eran?: una nueva experiencia sobre la vida en el agua en Temaikèn

“Antepasados Marinos”, ¿cómo eran?: una nueva experiencia sobre la vida en el agua en Temaikèn
05 Jul
2019

Los visitantes conocerán a los gigantes marinos que nadaban en los océanos de todo el mundo mientras los dinosaurios habitaban la tierra, en un nuevo recorrido de descubrimiento enfocado en develar de manera interactiva la historia de la vida en el agua y cómo podemos protegerla.

Estas vacaciones de invierno, además de poder recorrer los increíbles ambientes del Bioparque Temaikèn, las familias podrán vivir una nueva experiencia en el Acuario conociendo el origen de la vida en el agua y a los habitantes prehistóricos del agua los “Antepasados Marinos”. La propuesta incluye desde las formas más antiguas de vida en el mar, pasando por distintas especies de reptiles marinos gigantes como el Mosasaurus que vivió hace 70 millones de años y otros seres actuales como el calamar gigante.


La experiencia presenta nuevos y renovados espacios en el Acuario: Poza de marea, un ambiente del litoral patagónico donde viven especies actuales y se representan habitantes del pasado, una Pileta interactiva donde los visitantes podrán tocar y descubrir los rastros de ayer y de hoy que se esconden bajo el agua, La Vida en el Agua, un mural de 30 metros que cuenta la historia de la vida en el agua con réplicas fósiles para que grandes y chicos recorran millones de años de evolución y un ambiente renovado con la llegada de los Gigantes Marinos, réplicas a tamaño real con mapping y animaciones en pantallas gigantes.


Todas estas propuestas serán realizadas en espacios cerrados, por lo que no serán suspendidas en caso de lluvia; y tanto las actividades del acuario como la muestra de gigantes marinos no tienen un costo extra.


Por un mundo #SinContaminaciónPorPlásticos

Además, se suma una nueva actividad, ¿Qué hay en tu cocina?, enfocada en descubrir en familia el plástico que forma parte de nuestra vida cotidiana y cómo podemos reducir su consumo para conservar nuestros océanos. Se estima que todos los años 8 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos, contaminando el agua y perjudicando gran cantidad de animales marinos. ¿Por qué es tan importante cambiar nuestros hábitos? Porque queda poco tiempo: si no cambiamos nuestro consumo antes de 2030, en el futuro solo vivirán en los mares peces y océanos de plástico.


Otros momentos únicos
Estas novedades se suman a otras propuestas para los visitantes como el sector Patagonia con animales autóctonos con historias de recuperación y El Lugar de las Aves, uno de los aviarios más grandes de América donde se encuentran representantes de especies amenazadas de todo el mundo.


También, junto a los cuidadores del Bioparque se pueden conocer animales embajadores, ver a las aves cazadoras en acción, descubrir la dieta de los murciélagos, aprender sobre el rescate de fauna autóctona o conocer e interactuar con los animales de la Chacra.


Para aquellos que quieran aprender aún más, existe la oportunidad de participar de visitas al detrás de escena del Bioparque, en grupos y horarios reducidos.


Horarios y días:
Miércoles a domingo de 10 a 18 h


En vacaciones de invierno:
Del 17 de julio al 4 de agosto: de lunes a domingo de 10 a 18 h


Menores de 3 años ingresan sin cargo
Durante julio, los tickets online tendrán un 10% de descuento.


Acerca de la Fundación Temaikèn
Fundación Temaikèn asume el compromiso de conservar especies y ecosistemas, con la convicción de que la educación ambiental es fundamental para reconectar al ser humano con la naturaleza.
Trabaja para cumplir esta misión a través de su Centro de Recuperación de Especies (CRET) trabaja en la rehabilitación de fauna silvestre y ya ha reinsertado más de 4.000 animales afectados directa o indirectamente por acciones de origen humano como tráfico ilegal, pérdida de hábitat o cacería; la Reserva Natural Osununú, un área protegida que posee gran riqueza natural, valor científico e histórico en una zona de alta biodiversidad en Misiones; y a través del Bioparque Temaikèn, un lugar donde los visitantes aprenden a conocer y a querer la naturaleza de forma directa.

Deja un comentario