El intendente Nicolás Ducoté supervisó el segundo megaoperativo de saturación en Pilar que abarcó a todas localidades del distrito.

La Subsecretaría de Gestión Territorial II se encuentra abocada a un intensivo operativo de limpieza, que en esta oportunidad está centralizado en todos los barrios de la localidad de Lagomarsino.

Coordinado por el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires y la Secretaría de Seguridad y Prevención Comunitaria de la Municipalidad de Escobar, se desplegó un megaoperativo de saturación de delitos prevenibles en diez lugares estratégicos de nuestro distrito.

La Policía retuvo 82 vehículos durante una serie de operativos simultáneos supervisada por el Gobierno de Morón. En ese contexto, además, fueron detenidos cuatro individuos por tenencia de drogas.

En un trabajo en conjunto con el Ministerio de Seguridad de la Provincia, el Gobierno de Morón realizó controles simultáneos en distintas intersecciones del distrito. Los operativos dejaron un saldo de 8 detenidos y 6 vehículos secuestrados.

El respaldo del Centro de Operaciones Tigre colaboró con los más de 400 policías de la provincia, que identificaron personas e inspeccionaron vehículos, en busca de armas de fuego y drogas. Se aprehendieron a varios sospechosos y se secuestraron estupefacientes y dinero en efectivo.

La Municipalidad de Escobar continuará la semana próxima con sus habituales operativos sanitarios, que tienen como objetivo descentralizar las prestaciones y facilitarles a los vecinos el acceso a la salud.

En la jornada de ayer, se realizó un importante “operativo saturación” en los barrios Melo, Borges y Sivori. El mismo estuvo a cargo del Jefe C.P Vicente López, en forma conjunta con el comando de Patrulla Municipal, comisarías jurisdiccionales, infantería, Caballería, Grupo GAD, UTOI, área de narcotráfico y DDI.

Durante diversos operativos simultáneos coordinados por el Gobierno de Morón, las fuerzas de seguridad retuvieron 60 rodados y registraron 49 casos de alcoholemia positiva. Hay un detenido.

El Municipio de Tigre utilizó una grúa excavadora en más de 2.400 metros lineales, para retirar sedimentos y desperdicios. El objetivo de evitar anegamientos en calles y mantener la higiene en la zona.